DURO DE BAJAR

Malvín derrotó a Trouville con un holgado 82-71 en infantiles. El Playero había perdido su largo invicto de 17 partidos en cancha de Trouville frente a este rival, pero al recibirlo en la avenida Legrand lo derrotó con cierta comodidad. El local quebró el juego en el segundo cuarto y dominó el trámite desde ese momento.

El comienzo del juego fue tan intenso como parejo. Malvín presionó en todo el campo, jugó rápido, lastimó desde rompimientos y descargas, encontró puntos a distancia e intentó imponerse desde el arranque. Trouville salió bien de la presión, encontró puntos fáciles tras hacerlo, robó pelotas en primera línea, cargó el rebote ofensivo y se mantuvo en juego. El Playero mejoró su defensa en todo el campo, tuvo a Joaquín Rodríguez como líder ofensivo (lastimó tanto con sus rompimientos como con sus tiros largos) y abrió diferencias de a poco hasta llegar a sacar 10 (21-11). De la mano de Nicolás Bessio, Trouville cerró mejor el primer período y se fue siete abajo al primer descanso.

Trouville se preocupó menos por robar y más por contener en defensa, logró frenar a su rival, corrió la cancha desde la defensa de su rebote –en un momento en el que su rival abusó del tiro exterior- y, pese a apurarse por momentos, se llegó a poner a cinco. Agustín Ubal tomó las ofensivas de su equipo para él, rompió con efectividad, anotó, generó juego y lideró a un equipo que corrió la cancha, anotó segundos tiros, recuperó el liderazgo del trámite, llegó a sacar 15 y se fue 13 arriba al descanso largo. Trouville tuvo buenos momentos defensivos, pero en el intento de jugar rápido tuvo bajos porcentajes de acierto (tanto al tomar malas selecciones de tiros como al tomar buenos tiros rápidos) y no pudo impedir que su rival dominara el juego.

De la mano de Bessio, Trouville comenzó mejor el tercer cuarto y se puso a 10, pero Malvín no demoró en alejarse en el tanteador. El Playero encontró los momentos más efectivos de su presión, robó pelotas en primera línea, contraatacó con efectividad, puso un 14-0, abrió 24 y quebró el juego. Los restantes 14 minutos solo estuvieron para que el local confirmara su triunfo.

Deja un comentario