LE BOMBARDEÓ LA PLAYA

Con 18 triples anotados, Biguá derrotó a Malvín en cadetes en cifras de 90-75. El equipo de Villa Biarritz marcó la cancha desde el comienzo y dominó el juego sin mayores inconvenientes. El Playero buscó reaccionar, pero sufrió tanto la intensidad defensiva como la efectividad en tiros largos de su rival.

El arranque fue todo de Biguá. El equipo visitante anotó seis triples en siete minutos, presionó en todo el campo, dominó la lucha por los rebotes, corrió la cancha cada vez que pudo, tuvo buenos minutos tanto de Juan Ortíz como de Rodrigo Fernández y puso un parcial de 26-6 en los primeros ocho minutos de partido. Malvín sufrió la intensidad defensiva de su rival, careció de ideas en ofensivas, no tuvo generación de juego, no pudo contener el juego rápido del visitante y sufrió el inicio del juego. En el cierre del cuarto, el Playero concretó un par de defensas buenas consecutivas y cerró el período a 17 (26-9).

Biguá mantuvo el ritmo de juego en el segundo cuarto, corrió la cancha cada vez que pudo, tomó tiros rápidos –ya sea tras rompimientos y descargas o luego de salida de cortinas indirectas-, pero bajó sus porcentajes y no pudo abrir más diferencias. Malvín desaprovechó situaciones de contraataque, perdió pelotas, erró mucho, pero contraatacando, cargando con Marcelo Rosas en las cercanías del aro y aprovechando el mal momento del rival se puso a 14 de cara al descanso largo.

Cinco triples más le permitieron a Biguá abrir diferencias en el inicio del tercer chico. El Pato marcó la intensidad del partido, corrió con efectividad, anotó tiros largos y uso un 24-12 con el que abrió la máxima de 26 en el tercer chico y liquidó el partido.

Deja un comentario