CONVIVENCIA INÉDITA

El pasado fin de semana se realizó en el estadio 8 de Junio de Paysandú una concentración de las preselecciones U15 de Uruguay. Tanto el equipo masculino como el femenino de la categoría, se alojaron en el estadio desde el viernes hasta el domingo y tuvieron varias sesiones de entrenamiento que finalizaron con un partido cada uno ante combinados de la región. El hecho de que hayan concentrado en las mismas condiciones y en conjunto deja esto como algo sin precedentes.

La convivencia entre las selecciones masculinas y femeninas de Uruguay, tanto a nivel formativo como mayor, comenzó a gestarse desde la creación del Centro de Entrenamiento de la Federación Uruguaya de Básquetbol. El tener el mismo lugar de entrenamiento llevó a que chicos y chicas comiencen a compartir espacios ya sea viéndose entrenar, cruzándose en la salida/entrada de los vestuarios, realizando físico juntos en la sala o en cualquiera de los espacios comunes que tiene el lugar.

Esta relación se vio potenciada este fin de semana con las selecciones U15 y es que el equipo dirigido por Victoria Pereyra viajó junto al de Marcelo Capalbo a Paysandú para concentrar durante tres días. Los equipos que se preparan para los sudamericanos clasificatorios de la categoría, se instalaron en el estadio 8 de Junio donde no solo entrenaron sino que también durmieron las dos noches que estuvieron en tierras sanduceras. Los planteles entrenaron tanto el viernes de tarde como el sábado en horario doble. El domingo por la mañana, las chicas enfrentaron, y derrotaron, a un equipo conformado por jugadoras en edad de formación (de diferentes categorías) de Salto y Paysandú y los chicos fueron derrotados por la selección U18 de Paysandú  que se prepara para el campeonato de selecciones departamentales. Tras estos partidos, los planteles comieron juntos y emprendieron el regreso.

Independientemente de la relación entre los chicos, algo que ha aumentado el trabajar en el CEFUBB es la relación entre los cuerpos técnicos. Hoy en día se ve a diario el apoyo entre los entrenadores y el trabajo en conjunto, que evidentemente se ve intensificado en este tipo de instancia. Más allá del asistirse o de llevar las prácticas en conjunto, la cooperación se ve también en las ideas de juego. Más allá de contar con equipos con características distintas, hoy ambas U15 juegan con intenciones muy similares e incluso comparten algunas transiciones ofensivas.

Deja un comentario