DOMINIO LOCAL

Malvín derrotó a Bohemios en cadetes en cifras de 76-67. El equipo Playero aprovechó su localía y derrotó con cierta comodidad al equipo Albimarrón que tuvo algunos intentos de reacción, pero que nunca llegó a ponerse en partido. El local llegó a manejar 18 puntos de renta y terminó ganando por nueve unidades.

El primer cuarto fue todo de Malvín. El equipo Playero defendió con mucha intensidad, alternó momentos de defensa en hombre con momentos de presión zonal tras la que se refugiaba en una zona 2-3 (principalmente luego de tirar libres o luego de minuto), corrió la cancha, fue vertical, jugó desde rompimientos y descargas, encontró puntos a distancia, lastimó con el juego cerca del aro de Marcelo Rosas y puso un 23-8 en los primeros diez minutos de juego. Bohemios presionó en todo el campo, buscó jugar rápido, persiguió en la defensa de los bloqueos directos, cambió de hombre cada vez que lo necesitó, pero no pudo frenar a su rival, no pudo correr la cancha, tuvo bajos porcentajes de acierto y sufrió el arranque del juego.

El Albimarrón aumentó la intensidad de su presión, cambió de hombre en la defensa de las cortinas cada vez que lo necesitó, trabajó bien las ayudas del lado contrario, comenzó a correr la cancha, encontró dos triples en las manos de Franco Martínez y puso un parcial de 12-2 con el que se puso a cinco. Jugando con Agustín Ubal y Pedro Olave, Malvín mejoró su salida contra presión, encontró puntos rápidos, lastimó a distancia y no demoró en recuperar 11 de renta. En la medida que no pudo correr y que bajaron sus porcentajes de acierto en tiros largos, Bohemios se quedó sin gol y vio como su rival amplió diferencias. El Playero jugó con cuatro abiertos y un interno, jugó a un ritmo alto, generó desde rompimientos y descargas y recuperó 15 de cara al descanso largo.

Malvín alternó momentos de presión con momentos de defensa en medio campo, corrió la cancha cada vez que pudo, generó desde bloqueos directos, encontró puntos rápidos tras buenas salidas contra la presión rival, lastimó en la pintura (ya sea con el juego de su interno como con puntos tras rompimientos), dominó la lucha por los rebotes, llegó a sacar 18 de máxima y cerró el período 15 arriba. Bohemios intentó agregarle atrapes a su presión, pero nunca pudo volver a correr, erró mucho y se vio superado.

En el inicio del último cuarto, Bohemios intentó la última reacción. El visitante mantuvo su presión en todo el campo, robó pelotas, corrió la cancha y tras un nuevo triple de Martínez se puso a nueve (66-57).Tras un minuto de tiempo solicitado por Horacio Martínez, Malvín ordenó su salida contra presión, bajó las revoluciones del partido, cargó con Rosas, lastimó con puntos de segundos tiro, recuperó 15 de renta y liquidó el partido.

Deja un comentario