SE TOMÓ REVANCHA

Tras haber sido derrotado en el duelo por la primera fase del campeonato, Malvín venció a Unión Atlética en cadetes con un holgado 77-62. Los equipos se habían enfrentado en la primera fase en la cancha del Playero y el triunfo había sido visitante, pero esta vez el triunfo fue del equipo que volvió a jugar de local.

El arranque del partido favoreció a Unión. El equipo visitante defendió con mucha intensidad en medio campo, corrió la cancha al ritmo de Joaquín Dios, anotó dos triples y puso un parcial de 8-0 en los primeros minutos de juego. Malvín no demoró en reaccionar. El equipo Playero jugó con cuatro abiertos y un interno, cargó con Marcelo Rosas en las cercanías del aro, tomó segundos tiros, anotó puntos a distancia y cambió el juego. El local tuvo buenos minutos tanto de Pedro Mendive como de Agustín Ubal en la base como para manejar los tiempos, generar desde rompimientos y liderar un parcial de 20-5 con el que pasó por siete. Sobre el cierre, puntos de Dios le permitieron al visitante irse seis abajo al primer descanso.

Malvín alternó momentos de presión en todo el campo con momentos de defensa en media cancha, dominó la lucha por los rebotes, controló los tiempos del juego, encontró tanto puntos como orden en las manos de Ubal y puso un 8-1 con el que abrió 13 de renta. De ahí en más, el Playero dominó el encuentro. El equipo dirigido por Horacio Martínez dominó los tiempos del encuentro, impidió que su rival corriera, cargó el rebote ofensivo y mantuvo 13 de diferencia de cara al descanso largo.

Un rápido 6-0, jugando desde bloqueos directos y lastimando con Rosas cerca del cesto, le permitió a Malvín abrir 19 de renta en el inicio del tercer cuarto y liquidar el juego. Unión tuvo algunos intentos de reacción, liderados por Dios, pero nunca llegó a poner en peligro el triunfo del local.

Deja un comentario