PARA SEGUIR EN LA LUCHA

Malvín Sur derrotó a Hebraica Macabi en juveniles y mantuvo la esperanza de clasificar a la Serie 2 de cara a la segunda parte del año. El Playero venía de perder tanto en infantiles como en cadetes y una derrota más lo hubiera dejado muy comprometido. El local quebró el partido en el cierre del tercer cuarto y terminó ganando 79-55.

El arranque del partido fue de Malvín Sur. El equipo Playero trabajó bien las ayudas del lado contrario, defendió su rebote, jugó al ritmo de Felipe García, encontró puntos de contraataque en las manos de Leandro García, anotó puntos a distancia y puso un parcial de 17-6 en los primeros seis minutos. Hebraica aprovechó algunos apuros de su rival para correr la cancha, generó desde bloqueos directos, lastimó desde rompimientos y descargas, encontró dos triples en las manos de Nahuel Álves, jugó al ritmo de Pierino Rüsch y puso un rápido 10-0 con el que se puso a uno. Con su ingreso, Facundo Santiso aumentó el tono defensivo de su equipo, generó puntos desde sus rompimientos y le permitió al local cerrar el primer chico tres arriba.

El arranque del segundo cuarto fue desprolijo. Hebraica defendió en todo el campo, atrapó cada vez que pudo al jugador rival con pelota, cambió de hombre cada vez que lo necesitó, mejoró el trabajo de ayudas y neutralizó a su rival. Malvín sufrió la defensa rival, pero cambió en las cortinas desde las que intentó jugar su rival, contuvo bien los 1X1, no permitió que su rival le anotara y se mantuvo tres arriba (21-18) durante los primeros cuatro minutos del período pese a no convertir. Leandro García asumió en la ofensiva de su equipo y le dio gol a un plantel que fue solidario en defensa, que robó pelotas en primera línea, que corrió la cancha y que puso un 11-0 gracias al que sacó 14 de máxima. Un doble de Brian Gutierrez (los únicos puntos de su equipo en el cuarto) le permitió al visitante irse a 12 de su rival al descanso largo.

Malvín aprovechó un inicio entreverado para poner un 5-1 y sacar 16 en el comienzo del segundo tiempo. Tras un minuto de tiempo de Rodrigo de Armas, el Macabeo se ordenó en ataque, jugó desde bloqueos directos, cargó bien el rebote ofensivo, tuvo buenos minutos tanto de Gutierrez como de Rüsch y puso un parcial de 14-3 con el que se puso a cinco de su rival. Malvín volvió a sacar diferencias al cierre del tercer chico. El Playero defendió su rebote ante Hebraica -que sufrió las ayudas que trabajó el rival cuando intentó anotar cerca del aro y que no pudo castigarlas con tiros largos-, volvió a contraatacar, tuvo un buen ingreso de Rodrigo Orden, encontró puntos en las manos de Leandro García, anotó libres y puso un 14-5 con el que se fue 14 arriba al último descanso.

Con Leandro como principal vía de gol, Malvín puso un 7-2, sacó 19 y quebró el partido en el inicio del último cuarto. El Playero dominó el juego de ahí en más. El equipo local cortó los intentos de reacción de su rival con tiros a distancia, estiró las diferencias, llegó a sacar 27 de máxima y terminó ganando por 24 unidades.

Deja un comentario