LE PASÓ POR ARRIBA

Bohemios derrotó a Biguà en juveniles con un contundente 69-51. El Pato de Villa Biarritz venía de una derrota por diferencia ante Defensor Sporting el fin de semana anterior y volvió a verse ampliamente superado. El Albimarrón había perdido en cadetes por 30 unidades, pero se recuperó para el cierre de la jornada.

Bohemios marcó la cancha desde el comienzo. El equipo local presionó en todo el campo, corrió tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote, jugó, prácticamente, con los cinco abiertos, generó juego desde rompimientos y descargas, buscó siempre jugar rápido y puso un parcial de 10-0 en los primeros tres minutos y medio. Biguá pasó a defender en zona 1-2-2, encontró algún punto de contraataque y tras un triples de Nicolás Maurno puso un 5-0 tras el que quedó a cinco. El local mantuvo su nivel defensivo, persiguió en los bloqueos desde los que intentó generar su rival, cambió de hombre cada vez que lo necesutó, corrió la cancha, jugó desde los rompimientos de Ignacio Xavier, tuvo muy buenos minutos –tanto en el trabajo de ayudas defensivas como rompiendo y anotando puntos cerca del aro- de Gianfranco Espíndola y puco un parcial de 11-2 con el que cerró el primer cuarto 21-7 arriba.

El segundo cuarto fue más de lo mismo. Bohemios mantuvo su nivel defensivo, corrió la cancha siempre que pudo y llegó a sacar hasta 23 puntos de máxima. El visitante alternó momentos de defnsa individual con momentos de zona 1-2-2, pero no pudo contenter la ofensiva rival. En ataque, Biguá buscó generar desde bloqueos directos para Hernán Álvarez o para Nicolás Andreoli (cuando eran para el alero, generalmente, eran después de salidas de bloqueos indirectos), pero no pudo ante la buena defensa del Albimarron que, entre la ntensidad y los cambios de hombre, lo neutralizó. De todas formas, el Pato encontró puntos de corrida, cerró mejor el primer tiempo y se fue al descanso largo a 18 de su rival.

El segundo tiempo solo estuvo para que Bohemios mantenga su dominio del juego, estire la máxima a 34 y confirme su triunfo. El Pato disminuyó diferencias al final, llegó a ponerse a 15, pero en ningún momento puso en riesgo el triunfo Albimarrón.

Deja un comentario