LO FUE ABRIENDO

Biguá derrotó a Defensor Sporting en infantiles con un contundente 95-67. El equipo de Villa Biarritz dominó el juego, prácticamente, desde el comienzo y fue abriendo las diferencias con el correr del partido. Los 28 puntos de diferencia final no refleja lo que fue el trámite, pero se terminaron dando en el segundo tiempo.

El arranque del encuentro favoreció a Biguá. El Pato estiró una presión en todo el campo con mucha intensidad, corrió la cancha tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote, anotó puntos a distancia, cargó bien el rebote ofensivo y puso un parcial de 12-5 en los primeros 3’30” del partido. Defensor Sporting se sintió muy incómodo ante la defensa rival, intentó imponer su juego de rompimientos y descargas (por momentos con cuatro abiertos y un internos y por otros con los cinco de frente al aro), buscó correr la cancha y defendió en todo el campo, pero no pudo ante el buen momento de su rival. El Pato salió bien de la presión rival, encontró puntos de contraataque, mantuvo su nivel defensivo, controló el juego y abrió diez de renta de cara al primer descanso del encuentro.

Defensor mantuvo su presión en todo el campo, jugó desde rompimientos y descargas, convirtió a distancia y se llegó a poner a seis. Biguá mantuvo la presión, por momentos atrapò, corrió desde su trabajo defensivo, tomó segundos tiros, abrió 13 de máxima y se fue 11 arriba al descanso largo. En el tercer cuarto se quebró el juego. Biguá mantuvo sus virtudes, planteó un juego muy vertical a nivel ofensivo, generó desde rompimientos y descargas, encontró puntos en las cercanías del aro, estiró la máxima a 23 unidades y se llevó 22 de renta de cara al último cuarto. Los últimos diez minutos solo estuvieron para que el local sacara la máxima y confirmara su triunfo.

Deja un comentario