LO QUEBRÓ EN EL TERCERO

Malvìn derrotò a Uniòn Atlética en juveniles con un holgado 90-78. El Playero dominó el juego desde el comienzo, pero recién en el tercer cuarto pudo quebrarlo. El Azulgrana se mantuvo en partido mientras pudo e intentó reaccionar en el último cuarto, pero no llegó a poner en peligro el triunfo del rival.

 

 

 

Malvñin defendió en todo el campo, jugó con cuatro abiertos y un interno, generó desde bloqueos directos, encontró tanto puntos a distancia como unidades de segundos tiros y puso un parcial de 8-2 en los primeros minutos del encuentro. Unión Atlética sufrió la intensidad defensiva de su rival, careció de ideas ante defensa plantada, pero robó pelotas en primera línea, anotó dos triples, puso un 8-2 e igualó el juego en 10 puntos a cinco minutos del final del primer período. Malvín mantuvo su presión en todo el campo, la alternó con una presión zonal 1-2-1-1, jugó al ritmo de Nicola Pomoli, generó desde sus rompimientos, encontró puntos en las cercanías del aro y volvió a controlar el juego. El local puso un 8-0, sacó 8 de renta y dominó esa diferencia hasta el final del período que terminó 24-16.

Unión mantuvo la zona 3-2 que comenzó a utilizar en el final del primer cuarto y, de a poco, reaccionó, El equipo Azulgrana encontró puntos de contraataque tras robos, rompió con facilidad la primera línea defensiva del rival y jugó desde esos rompimientos, anotó en las cercanías del aro y llegó a ponerse a dos puntos (40-38). Malvín, con más méritos ofensivos que defensivos, cerró mejor el príodo. El local lastimó a distancia, cargó el rebote ofensivo y, pese a seguir sufriendo en defensa, recuperó ventajas y cerró mejor el primer tiempo.

Malvín ajustó en defensa para el tercer cuarto y quebró el juego. El Playero alternó entre una presión individual y una presión zonal 1-2-1-1 con atrapes, corrió desde robos en primera línea, mejoró tanto su contención del 1X1 como su trabajo de ayudas, jugó desde rompimientos y descargas ante la zona rival, encontró puntos tras situaciones de alto-bajo, lastimó por la línea de fondo y no hizo más que sacar ventajas que llegaron a ser de 21 y que terminaron siendo de 19 al final del tercer período. Unión mantuvo la zona 3-2, pero no tuvo reacción. Sufrió el nivel defensivo de su rival, se quedó sin ideas, no pudo anotar con facilidad y sufrió el período.

El último cuarto solo estuvo para que Malvín confirme su triunfo. El Azulgrana intentó reaccionar e incluso llegó a ponerse a 8 sobre el final, pero ya era tarde y el local, que se dispuso a defender, volvió a contraatacar y recuperó ventajas rápidamente, ya tenía el triunfo en el bolsillo.

 

 

 

Deja un comentario