“Acá se entrena mucho”

Gonzalo Gonzalvo es un jugador perteneciente a la generación 2000, oriundo de Urunday Universitario, que el año pasado decidió partir rumbo a Estados Unidos para continuar su formación, tanto académica como deportiva, en un high school del país ubicado en el norte del continente. Desde Miami, el jugador de Urunday dialogó con yojuego.

El jugador se refirió a como se dio la posibilidad de viajar a Estados Unidos: “Yo quería venirme para acá y ahí comencé a ver con mi padre que era lo que teníamos que hacer para lograrlo. Hablamos con gente que ya había venido, Signorelli nos ayudó y ahí empezamos a hacer todo. De a poco llegaron posibilidades, vinimos para Miami a ver en persona los lugares y ahí surgió la posibilidad de sumarme a este lugar”. Para hablar un poco del lugar en el que está estudiando y jugando, Gonzalvo declaró: “El high school se llama Miami Christian, está ubicado en Miami cerca del aeropuerto y estoy jugando desde esta temporada, actualmente estamos a mitad de temporada. Acá se juega totalmente diferente, es otra intensidad. Nosotros estamos acostumbrados a otra cosa, pero acá se juega a un ritmo muy alto y más en el equipo al que vine que tiene un nivel muy bueno”.

“Lo que más se destaca acá es la intensidad y lo atléticos que son los jugadores de acá. Acá se entrena mucho, además. En Uruguay teníamos una hora de cancha y, más el físico, llegábamos a entrenar dos horas por día como mucho, acá hay días que entrenamos siete horas. Es otro mundo, porque además se entrena con una muy buena intensidad. En el equipos que estoy yo hay muchos extranjeros, 11 somos de otros países, y nadie vino a pasear acá, todos dan el máximo siempre”, afirmó el jugador que además destacó algunas diferencias con las que se encuentra al comparar su actualidad con lo que trabajaba en Uruguay: “La mayor diferencia es la intensidad y la cantidad de horas que se entrena. Las cosas que se hacen llegan a todos lados y puede ser parecido. La intensidad es muy buena, el nivel de los entrenamientos también y eso te ayuda a crecer”.

Sobre el equipo que integra actualmente, el oriundo de Urunday dijo: “El nivel del equipo es muy bueno. Yo seré el octavo o noveno jugador de este equipo, que viene de ser campeón del estado de Florida el año pasado”. El jugador que representó a Uruguay en el pasado Sudamericano U17 asumió que es difícil adaptarse al cambio, pero que de a poco lo está logrando: “Recién ahora me estoy acostumbrando a los partidos e igualmente hay partidos que entro y al poco tiempo salgo por cinco faltas. Es bastante diferente y cuesta acostumbrarse, no hay reloj de posesión, las colectivas y eso se lleva distinto, las canchas son diferentes, es todo muy distinto y cuesta acostumbrarse, pero estoy en eso”.

“Actualmente estoy cursando lo que vendría hacer quinto de liceo, por lo que me queda este año, todo el verano que viene y el año próximo”.

 

Deja un comentario