DOBLEMENTE CAMPEÓN

Biarritz venció a Stockolmo con un holgado 70-51 y se coronó como campeón de la Copa de Plata de la Serie 4 en la categoría juveniles. El equipo de la categoría juveniles de la filial de Biguá jugó gran parte del año (en la que se incluyen todos los playoff) solo con cadetes e igualmente logró este título. Los U17 ganaron la Copa de Plata de la Serie 2 el miércoles y el jueves la Copa de Plata de Serie 4 en juveniles.

Biarritz comenzó mejor el partido. El local presionó en todo el campo, cargó el rebote ofensivo, lastimó con el juego de frente al aro de Ángel Arevalo y puso un parcial de 7-0 en los primeros 2’30” del juego. Tras algunos minutos entreverado, con muchas pérdidas y tiros errados, Stockolmo reaccionó. El equipo del Prado encontró puntos cerca del aro, lastimó con rompimientos y descargas cortas, anotó segundos tiros, defendió su rebote, trabajó bien las ayudas del lado contrario, impidio que su rival corriera la cancha, anotó a distancia y puso un parcial de 13-2 con el que pasó por cuatro. Biarritz atrapó en los bloqueos directos desde los que generó juego su rival, volvió a correr desde robos en primera línea y puso un 6-0 con el que pasó por dos (15-13) de cara al primer descanso del partido.

El segundo cuarto fue de lo peor del partido. Biarritz pasó a defender en zona 2-3, controló a su rival, pero se apuró en ofensiva, erró mucho y aunque cargó el rebote ofensivo careció de gol. Stockolmo no tuvo ideas ante la zona, se apuró en el intento de jugar rápido, forzó mucho su ofensiva y no aprovechó el momento. Un triple de Juan Lein y puntos de segundos tiros le permitieron al local poner un 7-3 en siete minutos y abrir seis de renta. El equipo del Prado volvió a cargar la pintura, cargó bien el rebote ofensivo e intentó reaccionar, pero Biarritz corrió desde robos en primera línea y se mantuvo seis arriba de cara al descanso largo.

Biarritz mantuvo la defensa en zona, contraatacó con efectividad y puso un rápido 5-0 con en el que abrió 11 de renta. Stockolmo persiguió en la defensa de los bloqueos directos desde los que intentó jugar su rival, cambió de hombre cada vez que lo necesitó, trabajó bien las ayudas del lado contrario, anotó cuatro triples consecutivos y puso un 12-3 con el que se puso a dos de su rival. El local pasó a defender en hombre, estiró una presión en todo el campo, corrió desde robos en primera línea, defendió su rebote cuando su rival abusó del tiro exterior, cargó con Arevalo y Guillermo Vogel y puso un parcial de 12-3 gracias al que abrió 11 de renta. Un libre le permitió al visitante cerrar el tercer chico a 10 de su rival.

El arranque del último cuaeto fue parejo. Stockolmo presionó en todo el campo, lastimó a distancia, anotó puntos de segundos tiros e intentó reaccionar. Biarritz no pasó por su mejor momento defensivo, pero jugó desde los rompimientos de Juan Cafferatta, encontró puntos en las manos de Arevalo y se mantuvo arriba en el marcador. El local encontró dos triples, mejoró en defensa, controló los tiempos del juego y empezó a abrir diferencias. Biarritz abrió 16 de renta a cuatro minutos del final y quebró el partido. El cierre del juego solo estuvo para que el local saque la máxima de 22 y confirme su título.

Deja un comentario