LA ARREMETIDA DEL CAMPEÓN

Montevideo derrotó a Trouville Rojo en juveniles por siete unidades (55-48) y se quedó con el título de la Copa de Oro de Serie 5. El equipo del Mercado estuvo abajo en el marcador durante gran parte del juego, llegó a perder por 12 unidades en el tercer cuarto, pero jugó mejor en los últimos 12 minutos, puso un 22-3 en ese tiempo y se quedó con la copa.

El arranque del partido fue entreverado. Montevideo presionó en todo el campo, jugó desde rompimientos y descargas, pero se apuró en el intento de jugar rápido, forzó mucho sus ofensivas, perdió pelotas y careció de gol. Trouville Rojo abusó del tiro exterior pese a no tener los mejores porcentajes de acierto y no aprovechó el mal inicio de su rival para imponerse en el tanteador. De todas formas, el local anotó un triple, cargó el rebote ofensivo y abrió cinco de renta (7-2) a los cinco minutos del primer chico. Luego de un minuto de tiempo solicitado por su entrenador, el visitante ordenó un poco más su ofensivas, fue más paciente, mejoró la defensa de su rebote, contraatacó con efectividad y puso un 7-0 con el que pasó por dos. Trouville jugó desde bloqueos directos para Bruno Berti, encontró un triple en las manos de Nicolás Schwarz y cerró el primer chico uno arriba (10-9).

Trouville presionó en todo el campo, encontró un nuevo triple en las manos de Schwarz y abrió cuatro de renta. Montevideo robó pelotas en primera línea, anotó puntos de contraataque, lastimó con el juego de frente al aro de sus internos y puso un 7-2 con el que pasó por uno. El equipo de Pocitos mantuvo su nivel defensivo, generó juego desde bloqueos directos, jugó rompimientos y descargas, anotó dos nuevos triples, colocó un parcial de 10-2 y pasó por siete (25-18). Nuevamente robos en primera línea le permitieron al visitante correr la cancha y reaccionar. Montevideo puso un parcial de 4-0 y se colocó a tres de su rival de cara al descanso largo.

El local dominó prácticamente todo el tercer cuarto. El equipo dirigido por Joaquín Núñez presionó en todo el campo, corrió desde la defensa de su rebote, jugó desde cortinas directas en el eje de la cancha, lastimó a distancia, abrió rápidamente 10 de renta, se mantuvo arriba en el marcador y llegó a sacar 12 de máxima sobre el cierre del período. Montevideo sufrió la intensidad defensiva de su rival, se apuró mucho por momentos, perdió pelotas, forzó sus ofensivas, desaprovechó contraataques, erró tiros y se quedó sin gol. En el cierre, el equipo del Mercado Agrícola encontró puntos de contraataque, sacó faltas anotó libres y puso un 5-1 gracias al que se puso a ocho de cara al último cuarto.

Los últimos diez minutos del partido fueron todos de Montevideo. Tras unos primeros tres minutos del período en los que reinaron las pérdidas, las malas decisiones y los apuros, y en los que los equipos no anotaron, el visitante comenzó la reacción. Montevideo cargó bien el rebote ofensivo, encontró puntos en las manos de sus internos, corrió la cancha, fue vertical, lastimó con descargas cortas y fue cambiando el partido. El equipo local abusó del tiro exterior, se apuró mucho por momentos y no supo cerrar el partido. Trouville planteó alguna defensa en zona 2-3, pero tampoco encontró resultados y no pudo mantenerse arriba en el marcador. El visitante concretó la reacción, puso un parcial de 17-2 y pasó por siete para confirmar su triunfo y el título de la Copa de Oro de Serie 5.

Deja un comentario