ESTIRÓ LA SERIE

San Telmo Rápido Sport derrotó a Welcome en ifantiles y forzó el tercer partido de la final de la Copa de Plata de Serie 6. El equipo que está jugando su primera temporada de formativas había perdido el primer partido en el Parque Rodó, pero se hizo fuerte en casa y con un buen último cuarto dejó la serie igualada en uno.

El arranque del partido favoreció a Welcome, el equipo del Parque Rodó defendió duro en todo el campo, protegió su rebote, robó pelotas en primera línea, contraatacó con efectividad y puso un 6-0 en los primeros dos minutos del encuentro. De ahí en más, el período fue todo del local. San Telmo defendió en todo el campo, corrió la cancha desde la defensa de su rebote, jugó con cuatro abiertos y un interno, lastimó desde rompimientos y descargas, encontró puntos tras descargas cortas y puso un parcial de 15-1 con el que pasó por nueve a 2’30” del final del primer chico. Welcome se quedó sin ideas, forzó mucho sus ofensivas, se apuró, perdió pelotas, tuvo bajos porcentajes de acierto y vio como su rival dio vuelta el encuentro. Luego de un minuto de tiempo solicitado por su entrenador, Federico Gómez, Welcome se ordenó, encontró puntos a distancia e intentó reaccionar, pero San Telmo continuó anotando puntos de contraataque y se fue siete arriba al primer descanso.

El segundo chico fue de lo peor del partido. Ambos equipos fueron muy desprolijos, se apuraron en el intento de jugar rápido, perdieron pelotas, forzaron sus ataques, tuvieron bajos porcentajes de acierto y anotaron poco. Welcome intentó reaccionar corriendo la cancha y lastimando con segundos tiros, pero San Telmo encontró puntos de contraataque desde su presión en todo el campo y logró cerrar el primer tiempo cinco arriba (27-22).

El visitante comenzó mejor el segundo tiempo y cambió el partido. El equipo del Parque Rodó fue más ordenado, mantuvo su defensa en too el campo, corrió desde la defensa de su rebote, jugó desde rompimientos y descargas, anotó puntos a distancia, puso un parcial de 14-3 y pasó por seis en el marcador. San Telmo cargó el rebote ofensivo, encontró puntos cerca del aro, anotó un triple y empató el juego en 38 tras un parcial de 8-2. El cierre del cuarto fue tan entreverado como parejo, ambos equipo anotaron cinco unidades y el período terminó con los equipos igualados en 43.

El último cuarto fue todo del local. El equipo fusionado ganó la lucha por los rebotes (corrió desde los defensivos y anotó segundos tiros), encontró puntos cerca del aro ya sea tras descargas cortas o tras posteos y puso un 11-4 con el que abrió siete de renta a los cinco minutos del chico. Welcome mejoró en defensa, defendió en medio campo, trabajó bien las ayudas del lado contrario, pero no pudo correr, abusó del tiro exterior, fue desprolijo en ataque y careció de gol. San Telmo, sin ser nada del otro mundo, se mantuvo arriba en el marcador, estiró diferencias y terminó ganando por 10 unidades.

Deja un comentario