MÁS CÓMODO DE LO ESPERADO

Nacional derrotó a Malvín Sur en juveniles con un holgado 59-41 y clasificó a la final de la Copa de Plata de Serie 3. Los primeros dos juegos de la serie habían sido muy parejos y se habían definido en alargue, pero en este tercer juego el Tricolor se hizo fuerte en condición de local y obtuvo la clasificación. Ahora Nacional será rival de Náutico en la final.

Fotos: Cuenta de twitter @CNFUnicoGrande

El arranque del partido fue parejo. Nacional presionó en todo el campo, corrió desde la defensa de su rebote, encontró puntos en las cercanías del aro y anotó. Malvín Sur jugó desde bloqueos directos, fue vertical, jugó desde rompimientos y descargas y se mantuvo en partido. De a poco el Tricolor abrió diferencias. El equipo local contraatacó con efectividad, jugó desde directas cuando tuvo que jugar ante defensa plantada, tuvo a Joaquín Petroeca y Martín Quiroga como líderes ofensivos, abrió cinco de renta y mantuvo esas diferencias. Malvín jugó al ritmo de Felipe García, encontró puntos en sus manos, defendió en todo el campo, cambió de hombre en la defensa de los bloqueos desde los que buscó generar su rival, anotó a distancia e intentó reaccionar, pero no pudo con el potencial de su rival y se fue cinco abajo al primer descanso del partido.

El arranque del segundo cuarto fue todo Tricolor. Nacional mantuvo su presión en todo el campo, defendió su rebote, trabajó bien las ayudas del lado contrario, defendió su rebote, alternó momentos de defensa en zona 2-3 con momentos de defensa en hombre, corrió al ritmo de Petroeca y puso un parcial de 8-0 con el que abrió 13 de renta a los tres minutos del segundo chico. Malvín forzó mucho sus ofensivas, abusó del tiro exterior, careció de gol y no pudo con el buen momento de su rival. El visitante encontró seis puntos consecutivos en las manos de Facundo Santiso y puso un 6-2 con el que se puso a nueve, pero Nacional, jugando desde los rompimientos de Quiroga y cargando bien el rebote ofensivo, cerró mejor el primer tiempo y se fue 10 arriba al descanso largo.

Malvín comenzó el tercer cuarto defendiendo cuadrado uno (con referencia personal sobre Quiroga), jugó desde rompimientos y descargas, tuvo buenos minutos de Santiso y García en la generación de juego, pero tuvo bajos porcentajes de acierto y no logró reaccionar. Nacional protegió su rebote, corrió al ritmo de Quiroga, encontró puntos en las manos de Ignacio Latorre y de Quiroga, ante defensa plantada jugó desde rompimientos por calle central, lastimó a distancia y no solo se mantuvo arriba en el tanteador sino que, además, aumentó diferencias y sacó 18 de cara al último cuarto.

Malvín estiró una presión en todo el campo, se refugió en una zona 2-3 luego de que su rival superara la presión, corrió desde robos en primera línea e intentó reaccionar, pero el local cargó el rebote ofensivo, anotó segundos tiros, sacó 21 tras un triple de Quiroga y liquidó el partido.

Deja un comentario