A UNO DEL TÍTULO

Unión Atlética derrotó a Defensor Sporting en cifras de 69-51 en preinfantiles y puso 1-0 la final de la Copa de Oro de Serie 1. El equipo Azulgrana, proveniente de Serie 2, venía de derrotar tanto a Malvín como a Biguá y ahora ganó la primera final en un juego que dominó prácticamente desde el comienzo del encuentro. El segundo partido de la serie se jugará el domingo.

El arranque fue todo del visitante. Unión Atlética presionó en todo el campo, trabajó bien las ayudas del lado contrario, defendió su rebote, contraatacó con efectividad, jugó desde los rompimientos de Tomás Abdala y puso un parcial de 12-2 en los primeros 3’30” del partido. Defensor Sporting jugó desde rompimientos y descargas, encontró puntos a distancia, obligó a su rival a jugar ante defensa plantada, tuvo buenos minutos de Germán Moreira y, luego de algunos minutos en los que se apuró demasiado y careció de ideas, puso un parcial de 11-4 y se puso a tres de su rival a un minuto del cierre del primer chico. De la mano de Abdala, Unión cerró mejor el primer cuarto y se fue cinco arriba de su rival al primer descanso del juego.

El segundo cuarto fue bastante entreverado. Ambos equipos presionaron en todo el campo, forzaron errores de su rival y las pérdidas, las malas decisiones, los apuros y los tiros errados fueron frecuentes tanto en el local como en el visitante. Dentro de ese juego entreverado, Unión se sintió más cómodo y abrió diferencias. El equipo Azulgrana cargó el rebote ofensivo, robó pelotas en primera línea, corrió la cancha, defendió bien y abrió 10 de renta (29-19) a tres minutos del final del primer tiempo. El Fusionado cerró mejor el primer tiempo. El equipo dirigido por Santiago Canto defendió en medio campo, robó pelotas en primera línea, anotó puntos de contraataque y puso un parcial de 6-2 con el que se puso a seis de cara al descanso largo.

El arranque del tercer cuarto fue parejo. Unión jugó con cuatro abiertos y un interno, generó desde rompimientos y descargas, encontró puntos cerca del aro y se mantuvo arriba en el marcador, ante un Defensor Sporting que jugó con sus cinco chicos de frente al aro, lastimó con los rompimientos de Moreira, anotó a distancia, se mantuvo en juego y se llegó a poner a tres. Unión mantuvo su defensa en todo el campo, jugó desde los rompimientos de Abdala y José Rio, encontró puntos en las manos de Abdala, dominó la lucha por los rebotes (corrió desde los defensivos y lastimó con segundos tiros), controló el partido y aprovechó un mal momento de su rival para sacar la máxima de 16 (31-47). El equipo Fusionado sufrió la defensa rival, forzó mucho su juego ofensivo y se quedó sin gol. Moreira fue sobre la referencia personal de Abdala y logró contener mejor a la principal vía de generación de juego de su rival. Defensor mejoró la defensa de su rebote, corrió desde él, sacó faltas y, pese a errar libres, puso un 6-0 con el que se colocó a 10. De la mano de Río, y con puntos de segundos tiros, Unión cerró mejor el tercer cuarto y se fue 13 arriba al último descanso del juego.

Defensor presionó en todo el campo con efectividad, sacó del juego tanto a Abdala como a Río con la defensa individual de Moreira y Renzo Valenzani respectivamente, corrió al ritmo de Moreira y llegó a ponerse a nueve en el comienzo del último cuarto, pero dos triples consecutivos (uno de Ignacio Míguez y otro de Abdala) le permitieron al visitante poner un 6-0, recuperar 15 de renta y liquidar el partido. Los últimos cuatro minutos solo estuvieron para que el visitante saque 18 de máxima y confirme su triunfo.

Deja un comentario