CÓMODA VISITA

Unión Atlética derrotó a Goes en cadetes con un contundente 76-56 y puso 1-0 la final de la Copa de Oro de la Serie 2. El equipo Azulgrana tuvo un muy buen rendimiento, se sintió cómodo en Plaza de las Misiones y ganó un partido que dominó prácticamente desde el principio y que puede permitirle dar la vuelta de local.

El arranque del partido fue parejo. Goes presionó en todo el campo, buscó correr todo el tiempo, lastimó a distancia, encontró puntos de contraataque y se mantuvo en juego ante un equipo que fue más colectivo, que jugó desde bloqueos directos y que de a poco comenzó a abrir diferencias. El Azulgrana de a poco se sintió más cómodo con el trámite y se alejó en el marcador. El visitante defendió bien su rebote, corrió la cancha al ritmo de Santiago Meinero, encontró puntos en las manos de Joaquín Rodríguez y abrió nueve de renta. Goes abusó del tiro exterior, se apuró demasiado en el intento de jugar rápido, forzó mucho su juego ofensivo, no pudo correr ante la efectividad ofensiva de su rival y no tuvo gol. Dos libres sobre el final le permitieron al local irse al primer descanso del juego a solo siete de su rival (14-21).

Goes alternó momentos de defensa en zona 3-2 con momentos de una zona con atrapes en medio campo, corrió la cancha, encontró un triple y puso un parcial de 5-0 con el que se puso a dos. De ahí en más el período fue todo visitante. Unión contuvo bien las situaciones de 1X1, trabajó bien las ayudas del lado contrario, defendió su rebote, cuidó el balance defensivo y anuló a su rival. En ataque el equipo Azulgrana corrió la cancha con efectividad, tuvo buenos minutos de Meinero en la generación de juego y encontró puntos tanto en las manos de Fancisco Leal como en las de Rodríguez y en las del propio Meinero como para poner un parcial de 20-6 y abrir 17 de renta sobre el final del período. Goes tuvo muy malos porcentajes de acierto, se sintió incómodo ante la defensa rival y no pudo imponer su ritmo en este momento del encuentro. De todas formas, un doble sobre el final le permitió al local irse 15 abajo al descanso largo.

En el inicio del tercer cuarto se liquidó el partido. Unión mantuvo su nivel defensivo, tuvo muy buenos minutos de Meinero (que asumió en ofensiva, generó desde bloqueos directos, asistió a sus compañeros, anotó y lideró el ataque de su equipo) y puso un parcial de 16-1 con el que sacó 30 (58-28) a cinco minutos del final del período. De ahí en más Goes no tuvo reacción y Unión no hizo más que confirmar su triunfo.

 

 

 

Deja un comentario