FINALMENTE SIN CAMBIOS

A comienzos de esta semana se le anunció a 13 equipos que habían perdido algunos puntos en formativas (alguno también en mayores) por una deuda con la Federación Uruguaya de Básquetbol (FUBB) que no habían saldado y que si no la pagaban no iban a poder seguir compitiendo. Tras pagar, los clubes recuperaron los puntos y continuarán compitiendo.

Desde la FUBB, y a pedido de los neutrales presididos por Ricardo Vairo tras ser asesorados por la tesorería, se le informó a 13 instituciones que tenían una deuda con el organismo que regula el deporte naranja, que habían perdido los puntos del último partido de cada categoría que habían jugado por no haberla pagado tras el último aviso que se le realizó y que si no pagaban no podían seguir compitiendo. Ante esto, todos los clubes comenzaron a moverse y saldaron las deudas que tenían. Luego de eso, la FUBB decidió que ningún equipo perdiera ningún punto y que todos pudieran seguir compitiendo, por lo que quedó todo en la nada.

De esta situación hay que marcar dos cosas: la primera es que ni bien fueron presionados los clubes abonaron lo que debían por lo que los recursos para afrontar la deuda existían en las instituciones, pero por diferentes motivos (algunos más valederos que otros) no se efectuaban los pagos. La segunda es sobre el momento en el que se toman este tipo de resoluciones. El año pasado sucedió algo similar y en la misma época del año, pero lo cierto es que hay equipos (principalmente los que compiten en la Liga Uruguaya que hoy están al día por los ingresos que el principal torneo de nuestro medio genera) que a lo largo del año han estado endeudados y nunca se les reclamó a este nivel. El reglamento se debe cumplir, los pagos hay que realizarlos, pero la regla es igual para todos y si se es estricto se debe ser con todos y en todo el torneo, no en determinados momentos del año.

Deja un comentario