LE AHOGÓ EL FESTEJO

Malvín derrotó a Biguá en infantiles e impidió que el Pato festejara el pasaje a la final el pasado lunes. El equipo Playero revirtió un juego que le era adverso, tuvo un buen último cuarto y se quedó con el punto tras ganar con un ajustado 65-62. El tercer punto de la serie se jugará el domingo, en la final espera Defensor Sporting.

El comienzo del partido favoreció a Malvín. EL Playero defendió en todo el campo, trabajó bien las ayudas del lado contrario, persiguió en la defensa de los bloqueos desde los que intentó generar su rival, corrió la cancha con efectividad, anotó puntos a distancia, jugó al ritmo de Agustín Ubal, encontró puntos tanto en sus manos como en las de Rafael Previatti y puso un 9-1 en el inicio del juego. Luego de un minuto de tiempo solicitado por su entrenador, Biguá salió a presionar en todo el campo, corrió desde robos en primera línea, jugó desde rompimientos y descargas, lastimó con los rompimientos de Juan Ortíz y Santiago Corbo, anotó puntos a distancia, encontró dos triples en las manos de Ortíz y puso un 11-2 tras el que pasó por uno. El partido se entreveró un poco, ambos se apuraron, perdieron pelotas y el tanteador no se movió mucho. Malvín defendió bien su rebote, anotó puntos a distancia, tuvo a Ubal como principal vía de gol y puso un 5-0 gracias al que pasó por cuatro. Un doble de Fabián Refresquines le permitió al visitante irse solo dos abajo en el marcador al primer descanso del partido.

Biguá fue vertical, jugó desde rompimientos y descargas, lastimó con el 1X1 tanto de Corbo como de Refresquines y se mantuvo en juego frente a un Malvín que jugó rápido, que siempre buscó jugar rápido, que tuvo buenos minutos tanto de Ubal como de Pedro Mendive tanto en la conducción del equipo como a la hora de anotar y recuperó cino de renta a los 3’30” del segundo chico. El Playero mantuvo su presión en todo el campo, tuvo un buen ingreso de Mateo Santos (que dominó los rebotes y que anotó puntos cerca del aro tras rebotes ofensivos o descargas cortas), anotó puntos a distancia y aprovechó malos minutos de su rival, que forzó mucho su juego ofensivo, pensó poco y abusó del tiro exterior, para abrir once de renta (33-22) a los seis minutos del cuarto. Biguá mejoró el trabajo de ayudas del lado contrario, defendió mejor su rebote, volvió a correr la cancha, tuvo a Corbo y Refresquines como líderes ofensivos y puso un 7-0 con el que se puso a cuatro de cara al descanso largo.

El tercer cuarto fue prácticamente todo de Biguá. El Pato presionó en todo el campo con efectividad, jugó al ritmo de Ortíz, corrió desde robos en primera línea, cargó el rebote ofensivo con efectividad, tuvo buenos minutos de Marcos Moreno en las cercanías del aro, anotó puntos a distancia y, con 8 puntos de Ortíz y 8 de Moreno, puso un parcial de 25-8 tras el que pasó por 13 a un minuto del final del tercer chico. Malvín sufrió la presión rival, no pudo correr la cancha, sufrió una baja en sus porcentajes de acierto, ya no cargó el rebote ofensivo, se quedó sin gol y sufrió el mejor momento de su rival en el partido. Puntos de contraataque y un triple de Francesco Mazzarino le permitieron al local cerrar mejor el período y ponerse a siete de cara al último cuarto.

Malvín presionó en todo el campo, defendió su rebote, cambió de hombre en la defensa de los bloqueos desde los que intentó generar su rival, corrió con efectividad y, con buenos minutos en ataque de Santos y Mazzarino, puso un parcial de 8-2 tras el que se puso a uno. El Playero abusó del tiro exterior, en el intento de jugar rápido se apuro innecesariamente, perdió pelotas y Biguá, que lastimó con los rompimientos de Corbo y que encontró puntos tanto en los manos de Corbo como en las de Moreno tras descargas cortas, puso un 6-2 con el que recuperó cinco de renta a 3’30” del final. Cuatro puntos de Mendive (un triple y un libre), un libre de Santos y dos buenas defensas le permitieron a Malvín poner un 5-0 e igualar en 62 el juego a 1’12” del final. El Playero volvió a recuperar el balón y tras un doble de Franco Fagúndez pasó por dos. Biguá erró la siguiente ofensiva, Malvín perdió la pelota y el Pato atacó a 25” del cierre perdiendo por dos. El visitante erró, capturó el rebote ofensivo, volvió a errar y en el rebote cortó a Ubal que tuvo dos libre a 6” del final. El base que jugó en la selección U14 este año metió uno de los dos tiros que tuvo y le dio tres de renta a un equipo que con una buena defensa confirmó su triunfo y estiró la serie.

Deja un comentario