VA POR REPETIR

Biguá derrotó a Malvín en juveniles y se clasificó a la final de la Copa de Oro de Serie 1. El equipo de Villa Biarritz se coronó como campeón de la categoría en Serie 1 el año pasado y ahora, luego de ganarle el tercer partido al Playero en cifras de 68-65, espera rival para intentar repetir el título que festejó e 2017.

El comienzo del partido fue parejo. Malvín planteó una zona 2-3, defendió bien su rebote, buscó contraatacar, pero se apuró, perdió pelotas, tomó malas decisiones y, pese a realizar una buena tarea defensiva, no pudo imponerse en el inicio del juego. Biguá fue demasiado perimetral, abusó del tiro exterior pese a no presentar los mejores porcentajes de acierto y sufrió los primeros minutos del encuentro. De a poco, el Pato mejoró su ofensiva, lastimó con situaciones de alto-bajo, cargó la pintura, anotó dos triples y abrió diferencias. El local defendió en todo el campo en hombre, persiguió en la defensa de los bloqueos directos desde los que intentó generar juego su rival, cambió de hombre cada vez que lo necesitó en esas situaciones, controló a su rival y abrió ocho de renta (14-6) sobre el cierre del primer chico. Malvín pasó a defender en hombre, anotó puntos de contraataque y se fue solo a siete de su rival al primer descanso del partido.

Malvín mantuvo su defensa individual, defendió por detrás las cortinas directas que jugó el rival, trabajó bien las ayudas del lado contrario, corrió la cancha al ritmo de Bruno Acosta, lastimó con el juego de Theo Metzger de frente al aro, encontró puntos en las manos de Leandro García, anotó tres triples y puso un parcial de 13-1 con el que pasó por cinco a los tres minutos del cuarto. Biguá volvió a cargar la pintura en ofensiva, jugó desde el bajo, jugó situaciones de alto-bajo, lastimó tanto con cortes al aro como con tiros largos anotados tras reversiones de pelota, robó pelotas en primera línea, corrió, obligó a su rival a jugar ante defensa plantada, tuvo buenos minutos tanto de Martín Rojas como de Santiago Russi, puso un 14-4 y pasó por cinco de cara al descanso largo. El Playero sufrió el jugar ante defensa plantada, forzó mucho su juego ofensivo, abusó del tiro exterior, no mantuvo los porcentajes que mostró en el inicio del período y vio como su rival reaccionó.

Biguá generó desde el poste bajo con Mauricio Arregui y Rojas, cargó el rebote ofensivo, mantuvo su nivel defensivo y, tras tres triples de Sebastián Vechtas, puso un parcial de 12-5 para abrir 12 de máxima en el inicio del tercer cuarto. Malvín no se encontró en el juego, pensó poco, cometió muchos errores en ofensiva y vio como su rival amplió diferencias. El Playero volvió a cargar el rebote ofensivo, tuvo buenos minutos de Theo Metzger, encontró un triple en las manos de Franco Canavessi y se puso a siete, pero cargando la pintura y con Marcos Geller como principal vía de gol el Pato cerró mejor el período y se fue 10 arriba al último descanso.

Malvín estiró una presión en todo el campo, encontró intensidad en Acosta y Marcio Rivas, defendió por detrás los bloqueos directos desde los que intentó jugar su rival, robó pelotas en primera línea, corrió con efectividad, jugó al ritmo de Acosta, lastimó a distancia y puso un parcial de 12-3 tras el que se puso a uno en cuatro minutos. Un triple de Nicolás Andreoli le dio aire a Biguá que, tras algunos minutos de sufrir la defensa rival y de “irse” del juego, recuperó cuatro de renta a cinco minutos del final. Biguá busco cargar la pintura, pero sufrió la defensa cerrada de su rival, erró mucho y se quedó sin gol. Por su parte, Malvín, en el intento de cambiar el juego, se apuró, perdió pelotas, desaprovechó contraataques y no terminó de reaccionar. Así pasaron dos minutos sin que los equipos anotaran. Tras un doble de Rojas, Biguá recuperó seis de renta a 2’40” del final y pareció sentenciar el juego, más aún cuando luego de un libre de Arregui tomó siete de renta a un minuto del cierre. Un triple de Acosta y puntos de Metzger (que lastimó de frente al aro, saco faltas, anotó libres y puso un triple) le permitieron a Malvín mantenerse en juego y ponerle suspenso al final, pero con libres de Hernan Álvarez el local cerró el partido y la serie a su favor.

Deja un comentario