NO FUERON PROLIJOS

Las organizaciones de los sudamericanos U14, tanto del masculino como del femenino, que se disputaron en las últimas dos semanas tuvieron algunos inconvenientes principalmente en la parte de comunicación que deberían ser perfeccionados para el futuro. Además, el femenino se jugó sin reloj de 24 segundos de posesión.

El Sudamericano U14 masculino se jugó en Maturín, Venezuela, y realmente fue muy difícil de seguir desde fuera de esa ciudad. Si bien los integrantes de la delegación uruguaya afirman que la organización del torneo (sede, comidas, hospedaje, cancha, etc.) fue muy buena –aspecto en el que se dudaba desde que se había seleccionado a Venezuela como sede del torneo–, hay que decir que en la parte de comunicación se falló por parte de la organización. El torneo no contó con una página oficial (como todos los campeonatos tienen en el sitio de FIBA) y aunque contó con un streaming a partir del que se vieron todos los partidos desde la segunda etapa este era de muy mala calidad. No había un lugar donde ver posiciones, resultados, estadísticas online de los partidos anteriores, todo quedaba liberado al seguimiento de algunas cuentas de twitter.

Si fue un tanto desprolijo el masculino, el femenino dejó mucho que desear. En la parte comunicativa hay que marcar que contó con un streaming mejor que el que se vio desde Venezuela, aunque malo igual, pero no contó con página oficial, no brindó el acceso a las estadísticas oficiales en más de una jornada y no mostró una vía de comunicación clara. Por su parte, y por si esto fuera poco, el sitio web argentino pickandroll.com.ar informó que el torneo se jugó sin reloj de posesión. Los 24“ se seguían desde la mesa de control y uno de los delegados advertía por alto parlante cuando quedaban 10” y cuando quedaban 5”.

Todo esto se suma a los problemas que ya habíamos marcado que se vivieron en Lima, Perú, con el Sudamericano U17 (entre otras cosas, la cancha en la que se iba a jugar se definió menos de 24 horas antes del inicio del primer juego). Sin lugar a dudas deben cuidarse más estos torneos que son tan importantes para algunos, pero que parecen no serlo tanto para otros.

Deja un comentario