HIZO PESAR LA LOCALÍA

Tabaré derrotó a Trouville en juveniles y puso 1-0 la serie de cuartos de final de Serie 1. El equipo del Parque Batlle venía de realizar una muy buena fase regular en la categoría y la confirmó en el primer juego de playoff. El Indio sufrió mucho para quedarse con el punto, pero cerró mejor el juego y puso 1-0 el playoff.

El arranque del partido fue parejo. Ambos presionaron en todo el campo desde el primer minuto, Tabaré jugó desde rompimientos y descargas y buscó lastimar con sus internos de frente al aro, Trouville cargó con Rodrigo Martínez, intentó lastimar desde la salida de bloqueos indirectos de sus perimetrales y con buenos minutos de Manuel Mayora abrió la primera ventaja de cuatro (9-5) a los cuatro minutos de partido. El Indio comenzó a defender en zona 3-2, encontró puntos en el juego de Juan Marotta de frente al aro, cargó el rebote ofensivo y puso un 8-2 gracias al que pasó por dos (13-11). El Rojo fue paciente en ofensiva, trabajó desde rompimientos y descargas, controló los tiempos del partido, encontró puntos a distancia y puso un 11-5 gracias al que cerró el primer cuarto 22-18 arriba en el marcador.

El segundo cuarto fue realmente muy parejo. Tabaré alternó una defensa en hombre -con una marca espejo sobre Mayora y cambios de hombre en la defensa de los bloqueos cada vez que fue necesario- con la zona 3-2, corrió la cancha, jugó desde cortinas directas, rompió fácil la primera línea defensiva del rival, encontró puntos cerca del aro y se mantuvo en partido. Trouville sacó faltas, anotó libres, contraatacó con efectividad, encontró dos triples en las manos de Mayora, cargó el rebote ofensivo, lastimó con Martínez cerca del cesto y abrió hasta ocho de renta sobre el final del segundo período. Un triple de Santiago Pernas le permitió a su equipo ponerse a cinco, pero el visitante defendió en zona 2-3 y tras un triple de Sebastián Schwarz abrió ocho de renta de cara al descanso largo (44-36).

Tabaré estiró una presión individual en todo el campo, trabajó bien las ayudas del lado contrario, robó pelotas en primera línea, contraatacó con efectividad, lastimó a distancia, jugó al ritmo que impuso Pernas, encontró gol en las manos del chico perteneciente a la generación ’99 que supo integrar la selección U15 de su generación y puso un parcial de 24-9 gracias al que pasó a ganar por siete unidades (60-53) a 1’40” del final del tercer cuarto. El equipo del Parque Batlle defendió duro y dejó sin ideas a un Trouville que no encontró a Mayora (en gran parte producto de la defensa rival que se propuso, mediante una defensa espejo con cambios de hombre en la defensa de los bloqueos y muchas ayudas del lado contrario, sacarlo del juego), no pudo correr, no cargó el rebote ofensivo y se quedó sin gol. En base a libres, el Rojo se reencontró con el gol y se fue solo a cuatro de su rival de cara al último descanso del encuentro.

El local aprovechó robos en primera línea para contraatacar, jugó desde rompimientos y descargas y recuperó siete de renta en el inicio del último cuarto. Mayora volvió a asumir en la ofensiva de su equipo y lideró una nueva reacción del Rojo. El equipo dirigido por Pablo Morales jugó desde bloqueos directos para su base, tuvo un buen ingreso del cadete Guillermo Curbelo, corrió la cancha desde la defensa de su rebote y, pese a mostrarse entreverado y desprolijo por momentos, puso un parcial de 11-4 con el que empató el partido en 67 a tres minutos del final. Tabaré abusó de los tiros largos pese a no tener los mejores porcentajes de acierto, perdió pelotas, sufrió la baja de Pernas por una lesión en uno de sus tobillos y sufrió la reacción de su rival. Matías Varela asumió en la ofensiva de su equipo, lastimó con sus rompimientos y lideró un parcial de 5-0 con el que tomó cinco de renta a 1’30” del final. Un doble de Martínez le permitió al Rojo ponerse a tres, pero dos libres de Octavio Larrosa llevaron a que el local recuperara cinco de renta. Mayora fue cortado, anotó dos libres y Trouville se puso nuevamente a tres. El visitante recuperó la pelota y con un doble de Mauro Frattini se puso a uno. Frattini tuvo un libre para empatar el juego a 22” del final, pero lo erró y el rebote fue del local que cerró el partido con libres.

 

Deja un comentario