DESDE SU ZONA

Brasil derrotó a Uruguay en cifras de 66-55. El equipo Norteño fue más que su rival durante gran parte del juego y en el mejor momento de los celestes propuso una defensa en zona 3-2 con referencias personales que le permitió cerrar mejor el partido. Uruguay fue competitivo, jugó de igual a igual, llegó a pasar en el último cuarto, pero falló en el final.

El partido comenzó mejor para Brasil. El equipo Norteño defendió en media cancha, buscó jugar rápido en ofensiva, fue vertical, generó desde bloqueos directos, cargó el rebote ofensivo, sacó faltas, anotó libres y puso un parcial de 8-2 en los primeros cuatro minutos de juego. Uruguay careció de ideas en el inicio del partido, fue un tanto individual en ataque, no generó corridas desde la defensa, forzó mucho sus ofensivas y no tuvo gol. De a poco, el equipo celeste reaccionó. El equipo dirigido por Marcelo Capalbo protegió mejor su rebote, fue un poco más colectivo, jugó desde rompimientos y descargas, lastimó desde la salida de sus jugadores de bloqueos indirectos, tuvo buenos minutos tanto de Agustín Ubal como de Joaquín Rodríguez y se llegó a poner a dos en más de una oportunidad. Brasil anotó tiros largos, continuó sacando faltas y anotando libres, aprovechó apuros de su rival y se fue al primer descanso dos arriba (15-17).

Con cinco puntos consecutivos de Ubal, Uruguay empató en 20 el partido en el inicio del segundo cuarto. Brasil ajustó la defensa sobre el base oriundo de Malvín, impidió que recibiera juego, corrió desde robos en primera línea, anotó puntos a distancia y puso un parcial de 10-0 con el que abrió la máxima de 10 a 5’30” del final del primer tiempo. Uruguay sufrió la intensidad defensiva del rival, no jugó cómodo y vio como cada vez estaba más lejos en el tanteador. Igualmente, el equipo celeste aprovechó apuros de Brasil para ponerse en partido. Los Norteños abusaron del tiro exterior, tomaron tiros muy rápidos y Uruguay, con dos triples de Rodríguez, lo aprovechó para poner un 8-3 y colocarse a cinco a dos minutos del final del período. Dentro de un cierre desprolijo, Brasil encontró puntos de corrida y recuperó nueve e renta de cara al descanso largo (27-36).

El arranque del tercer cuarto fue muy impreciso. Ambas selecciones perdieron pelotas, abusaron del tiro exterior y carecieron de puntos. Tras que los primeros tres minutos del cuarto terminaran 2-2, Uruguay se puso a seis de su rival de la mano de Joaquín Rodríguez. Puntos de segundos tiros le permitieron a Brasil poner un rápido 4-0 y recuperar 10 de renta (44-34). El cierre del tercer chico fue todo celeste. El equipo dirigido por Capalbo robó pelotas en primera línea, jugó al ritmo de Ubal, generó desde bloqueos directos, encontró puntos tanto en el base de Malvín como en Nicolás Bessio y puso un 9-2 gracias al que cerró el cuarto a solo tres unidades de su rival. Brasil sufrió la intensidad defensiva del rival, no pudo correr, abusó del tiro exterior y se quedó sin gol.

Uruguay continuó de reacción en el inicio del último cuarto. Un triple de Rafael Previatti y el juego de Agustín Ubal le permitieron al equipo celeste poner un 7-1 y pasar por tres unidades. Brasil propuso una zona 3-2 con referencias personales, pero los uruguayos atacaron desde rompimientos y descargas y no tuvieron inconvenientes ante ella al principio. De ahí en más el partido fue todo de los brasileros. El equipo norteño mantuvo la defensa zonal, robó pelotas en primera línea, corrió desde ellos, anotó tiros a distancia y puso un 17-2 con el que pasó por 12 a un minuto del final y liquidó el juego. Uruguay sufrió la defensa rival, perdió pelotas, abusó del tiro exterior y vio como se le escapó el encuentro.

Los 55 puntos de Uruguay se repartieron de la siguiente manera: Agustín Ubal 24, Joaquín Rodríguez 10, Nicolás Bessio 10, Rafael Previatti 9 y Agustín Gentile 2.

Ahora Uruguay enfrentará al perdedor de Argentina vs Venezuela por el tercer puesto del Sudamericano U14 mañana desde las 18 de Uruguay.

Deja un comentario