VICTORIA Y A LA DOS

Biarritz derrotó a Aguada en cadetes con un holgado 84-53 y se metió en los cuartos de final de Serie 2. La filial de Biguá dominó el juego desde el final del primer cuarto y lo quebró en el tercer período como para confirmar su clasificación a la serie superior y enviar a su rival de turno a continuar su camino por la Serie 3.

Dentro de un comienzo desprolijo, con muchos apuros, muchas pérdidas, bajos porcentajes de acierto y pocos puntos, Biarritz defendió su rebote, corrió la cancha y puso un 4-0 en los primeros tres minutos del juego. Agustín Ramírez asumió en la ofensiva de su equipo, generó desde sus rompimientos, repartió juego y lideró un parcial de 5-0 con el que su equipo pasó por uno. El local trabajó bien las ayudas del lado contrario, cambió de hombre en la defensa de los bloqueos cada vez que lo necesitó, corrió desde robos en primera línea, lastimó con el juego de Ángel Arevalo de frente al aro, cargó el rebote ofensivo y puso un 13-0 con el que pasó por 12 a un minuto del final del primer cuarto. El Aguatero, que sufrió la defensa rival y jugó incómodo durante casi todo el cuarto, cerró mejor el cuarto, encontró puntos de corrida, puso un 4-0 y se puso a ocho (17-9) de cara al primer descanso del juego.

Biarritz mantuvo su intensidad defensiva, corrió la cancha, anotó a distancia y puso un 6-0 en el inicio del segundo chico gracias al que abrió 14 de renta. Aguada pasó a defender en zona 2-3, encontró dos triples en las manos de Ramírez y puso un parcial de 8-3 con el que se colocó a 9 (26-17). Con Juan Cruz Cafferata como líder en este sentido, el equipo dirigido por Fernando España volvió a correr la cancha desde robos en primera línea, anotó puntos fácil, continuó cargando con Arevalo en las cercanías del aro y puso un 11-4 con el que sacó 16 (37-21) al cierre del primer tiempo.

Aguada comenzó el cuarto defendiendo en zona 2-3, pero Biarritz jugó con cuatro abiertos y un interno, fue paciente al revertir el balón, jugó desde rompimientos y descargas, corrió desde la defensa de su rebote y puso un parcial de 6-0 para sacar la máxima de 22 (43-21). El partido pareció liquidarse, pero el visitante tuvo una reacción más. El equipo dirigido por Germán Cortizas alternó una defensa en zona 1-2-2 estirada en todo el campo con atrapes en medio campo con una defensa individual, contraatacó con efectividad desde robos en primera línea, volvió a encontrar a Ramírez (tanto convirtiendo como generando) y puso un parcial de 17-7 con el que se puso a 12. Biarritz concretó un par de buenas defensas consecutivas, volvió a correr, cargó el rebote ofensivo y con un 7-0 recuperó 19 de renta. Puntos a distancia le permitieron a Aguada cerrar mejor el período, poner un 5-0 e irse al último descanso a 14 de su rival.

Biarritz defendió duro, cambió de hombre cada vez que lo necesitó en la defensa de las cortinas, fue vertical, lastimó con descargas cortas, tuvo a Arevalo como principal vía de gol, puso un 7-2, recuperó 19 y liquidó el juego. De ahí en más, por más que Aguada alternó momentos de defensa en zona e intentó reaccionar, el cuarto solo estuvo para que el local estire diferencias y confirme su clasificación a la Serie 2.

Ahora, Biarritz espera al perdedor de Goes 1-1 Sayago y Aguada jugará ante Colón.

Deja un comentario