LA REMÓ DE ATRÁS

Larre Borges derrotó a Biarritz en cadetes con un ajustado 55-54. El equipo “Aurinegro” sufrió el arranque del partido, se fue 11 abajo al primer descanso del juego, pero emparejó el trámite en el segundo cuarto, se mantuvo en partido durante el tercer chico y lo revirtió en el último como para quedarse con el punto.

El primer cuarto fue todo del local. Biarritz fue intenso en defensa, presionó en todo el campo, corrió tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote, jugó al ritmo de Juan Cafferatta, cargó el rebote ofensivo y puso un parcial de 17-6 en los primeros 10 minutos de juego.  Larre Borges sufrió el primer chico, se apuró, perdió pelotas, forzó sus ofensivas, no encontró a Facundo Inzaurralde y no tuvo gol.

Larre aumentó su intensidad defensiva, mejoró la defensa de su rebote, cambió de hombre en la defensa de los bloqueos directos desde los que intentó generar su rival, corrió la cancha, jugó desde rompimientos de Inzaurralde, encontró puntos en las manos de su escolta y puso un parcial de 15-3 con el que pasó por uno. El local se quedó sin gol, no corrió la cancha, sufrió la defensa del rival y vio como el partido cambió. Inzaurralde salió, el visitante se quedó sin ideas, Biarritz robó pelotas en primera línea y, de la mano de Cafferatta, puso un 8-0 con el que pasó por siete. Un triple de Inzaurralde, que reingresó para cerrar el período, le permitió al visitante irse a solo cuatro de su rival al descanso largo.

El tercer cuarto fue de lo peor del juego. Ambos equipos se apuraron, perdieron pelotas, forzaron sus ofensivas y tanto las pérdidas como los tiros errados se hicieron frecuentes en el encuentro. Biarritz encontró puntos de contraataque y puso un 6-2 gracias al que abrió ocho a los cinco minutos del período. Inzaurralde volvió a asumir en la ofensiva de un equipo que jugó desde sus rompimientos, que anotó puntos a distancia y que puso un 10-2 con el que empató el juego en 36. El cierre del período fue del “Pato”. El equipo local encontró puntos a distancia, defendió duro en todo el campo y se fue dos arriba al último cuarto.

El equipo dirigido por Daniel Giacoya defendió duro, corrió la cancha desde robos en primera línea, jugó desde rompimientos y descargas, tuvo a Inzaurralde como líder ofensivo y puso un 12-2 con el que pasó por ocho a 5’30” del final. Tras algunos minutos muy entreverados y en el que forzó mucho su juego ofensivo, Biarritz reaccionó. El equipo local corrió la cancha desde robos en primera línea, presionó en todo el campo con efectividad, tuvo buenos minutos de Caferatta y se puso a uno a 1’30” del final. Inzaurralde volvió a darle gol a un equipo que fue más en el cierre y que, con efectividad en libres, cerró el partido a su favor.

 

Deja un comentario