CONTUNDENTE DE LOCAL

Defensor Sporting venció a Urunday Universitario por 29 unidades (89-60) en infantiles. El equipo Fusionado derrotó con contundencia a su rival de turno y se afianzó como el único escolta a un punto del escolta Biguá. El equipo local abrió diferencias en el primer chico, quebró el juego en el segundo y administro diferencias en el segundo tiempo.

El partido comenzó parejo. Defensor Sporting presionó en todo el campo, jugó con cuatro abiertos y un interno, generó desde rompimientos y descargas y se mantuvo en partido ante un Urunday Universitario, que lastimó tanto con puntos a distancia como con unidades de contraataque. Así pasaron los primeros cinco minutos de juego que terminaron con el visitante 9-8 arriba en el marcador. Lucas Michaelsson anotó tres triples consecutivos y lideró un parcial de 18-6 gracias al que el Fusionado abrió 11 de renta de cara al primer descanso del juego. El equipo local defendió bien a su rival, le puso intensidad al juego y se aprovechó de que su rival forzó mucho sus ofensivas, se apuró, abusó de los tiros largos y se quedó sin gol.

Defensor defendió duro, jugó desde rompimientos y descargas y abrió 13 de renta (32-19). Urunday defendió su rebote, ante un equipo que abusó del tiro exterior por momentos, puso un rápido 5-0 y se colocó a ocho, pero rápidamente Defensor volvió a dominar el trámite. Juan Baldenegro lastimó con sus rompimientos hacia el aro, anotó puntos consecutivos, generó juego para sus compañeros y lideró un parcial de 16-2 gracias al que sacó 22 (48-26) de máxima. El equipo Fusionado dominó el juego desde la defensa y se fue 20 arriba al descanso largo.

El segundo tiempo le sobró al partido. Defensor mantuvo sus virtudes tanto a nivel ofensivo como a nivel defensivo, abrió diferencias, estiró la máxima, llegó a sacar 31 de renta y terminó ganando por 29.

Deja un comentario