TODAVÍA NO ESTÁ CLARO

El torneo sub 23 de la temporada que viene aún está acéfalo. Los neutrales de la Federación Uruguaya de Básquetbol (FUBB) están definiendo en manos de quién van a dejar este torneo que, para su próxima edición, buscará aumentar su cantidad de competencia y brindarle a los jóvenes de esas edades mayor actividad.

Mientras se mantiene la idea de hacer a finales de setiembre la final del Torneo Nacional Sub 23, que se jugó desde marzo a mayo, las autoridades de la FUBB analizan que hacer con el campeonato de esta categoría de aquí en más. Todos los estamentos del órgano que está a cargo del básquetbol nacional están de acuerdo en que hay que aumentar la competencia para los jóvenes que recién dejan de ser juveniles y están analizando cual es la mejor manera de hacerlo.

Una de las ideas es que está a cargo de la mesa de la Liga Uruguaya de Básquetbol (LUB) y que se juegue a la par de ese torneo (ya sea con partidos que sean los preliminares de los de LUB o que se jueguen el día después de estos). Pero la realidad es que está idea cada vez tiene menos fuerza y es que son varias las trabas que han puesto algunos clubes para el regreso de los partidos preliminares al mejor torneo de mayores de nuestro país.

Hace un tiempo ya, el cuerpo de neutrales de formativas le pidió el sub 23 a los neutrales de la FUBB. Los presididos por Sebastián Alonso solicitaron que el torneo fuera tomado como una categoría más de formativas y que quedará a su cargo. En un principio esa idea no tuvo demasiados partidarios, pero actualmente parece ser una de las que se maneja con mayor posibilidad.

Primero habrá que definir de quién depende para después comenzar a analizar cómo se juega, qué equipos participan, para quién va a ser obligatorio y para quién opcional, pero lo cierto es que si pasa a manos del Consejo Único de Divisiones Formativas es factible que sea un torneo que se juegue de marzo a diciembre y que le de una competencia seria y regular a estos jóvenes que piden a gritos un lugar donde seguir jugando.

Deja un comentario