NO FUE PARTIDO

Biguá derrotó a Urunday Universitario en la categoría juveniles con un contundente 98-62. El equipo de Villa Biarritz dominó el juego desde el primer minuto y con un muy buen rendimiento tanto de Hernán Álvarez como de Martín Rojas no tuvo mayores inconvenientes para sumar un punto más en la tabla.

Biguá defendió en todo el campo desde el primer minuto de juego, contuvo bien los rompimientos desde los que intentó jugar su rival, tuvo algunos minutos de defensa en zona 1-2-2 con atrapes en media cancha, defendió bien su rebote ante un Urunday Universitario que abusó del tiro exterior, contraatacó con efectividad, anotó puntos a distancia, jugó al ritmo de Hernán Álvarez, tuvo buenos minutos tanto de Martín Rojas como de Sebastián Vechtas y ganó el primer cuarto por 19 puntos (28-9). El local careció de ideas, forzó mucho sus ofensivas, abusó del tiro exterior y no solo no tuvo gol en el primer chico sino que, además, no pudo frenar la ofensiva de su rival, más allá de haber intentado con alguna zona 1-3-1.

Con las mismas armas, biguá sacó 23 en el inicio del segundo cuarto. El “pato” tenía dominado el partido, pero el “estudioso” tuvo una pequeña reacción. El equipo dirigido por José Mackiewicz planteó una defensa individual con mucha intensidad y con cambios de hombres en los bloqueos directos desde los que generó mucho su rival, corrió la cancha, mejoró sus porcentajes desde más allá de los 6.75 metros y puso un 14-7 gracias al que se colocó a 16 (23-39). Urunday continuó dependiendo en demasía del tiro de tres puntos, en gran parte gracias a lo hecho por la defensa rival que contuvo bien los intentos de rompimiento, que defendió bien los bloqueos directos y que dominó la pintura, pero vio como sus porcentajes bajaron y no pudo continuar la reacción. Biguá volvió a correr y, al ritmo de Álvarez, sacó 22 de cara al descanso largo.

El segundo tiempo solo estuvo para que Biguá confirmara su triunfo. El “pato” amplió diferencias durante los últimos dos períodos del juego y terminó ganando por 36 unidades.

Deja un comentario