LO FUE QUEBRANDO

Malvín venció a Defensor Sporting en cifras de 92-67 en la categoría juveniles. El equipo “playero” fue superior a su rival y con el correr del juego fue abriendo diferencias que terminaron siendo indescontables. El “fusionado” tuvo intentos de reacción, pero se vio superado por su rival de turno desde el primer cuarto y nunca puso en peligro del triunfo del local.

Malvín defendió en todo el campo desde el primer minuto de juego, jugó con cuatro abiertos y un interno, generó desde bloqueos directos para Bruno Acosta, lastimó a partir de rompimientos y descargas, anotó a distancia, cargó el rebote ofensivo y puso un 7-2 en los primeros tres minutos de juego. Defensor jugó a partir de cortinas directas para Nicolás Pereira o Xavier Cousté, fue vertical, encontró puntos en las cercanías del aro e intento acercarse en el tanteador, pero el local, lastimando con el juego de frente al aro de sus internos (que recibieron para jugar el 1X1, pero que también lastimaron con la caída hacia el aro tras las cortinas), corriendo desde la defensa de su rebote y anotando segundos tiros, se mantuvo arriba en el marcador y abrió 10 de renta de cara al primer descanso del juego.

El equipo dirigido por Horacio Martínez alternó momentos de defensa en hombre con momentos de defensa en zona 2-3, persiguió en la defensa de los bloqueos directos desde los que intentó jugar el rival, corrió la cancha con efectividad, cargó el rebote ofensivo, anotó puntos a distancia, tuvo un buen ingreso de Franco Canavessi y puso un 17-8 con el que sacó 19 de renta (40-21). Defensor vio como su rival marcó el ritmo del partido. El equipo “fusionado” presionó en todo el campo desde el comienzo del juego y le puso mucha intensidad al encuentro, pero en ningún momento pudo correr y ante defensa plantada sufrió la buena defensa de su rival. El visitante dependió en demasía de lo que pudieran hacer Cousté y Pereira, pero se apuró mucho, forzó sus ofensivas y careció tanto de ideas como de gol. Igualmente, el equipo dirigido por Pablo Cano corrió desde robos en primera línea, encontró un triple en las manos de Cousté y puso un 7-0 con el que se puso a 12. Desde los rompimientos de Lucas Capalbo, Malvín puso un 5-0 y cerró el primer tiempo 17 arriba.

El segundo tiempo tuvo la misma tónica que el primero y mostró a un Malvín dominante. El “playero” abrió 26 de máxima en el tercer cuarto, se fue 22 arriba al último chico y en los últimos 10 minutos de juego no hizo más que confirmar su triunfo.

Deja un comentario