ESTO ES MÁS GRANDE QUE LA SELECCIÓN

La actuación de Uruguay en el último Sudamericano U17 masculino trajo muchos comentarios negativos tanto de gente del medio como de gente que no tiene ni idea a qué jugamos en formativas. Desde yojuego nos proponemos hacer un análisis de situación para intentar entender cómo hicimos para bajar un escalón a nivel internacional.

Si hay algo que está claro es que en cuatro o cinco años “bajamos un escalón” a nivel sudamericano. En la previa de los campeonatos regionales pasamos de pensar o de fijarnos como estaban Brasil y Argentina para ver si podíamos pelear las medallas de plata y de oro a ver cómo están Chile, Venezuela, Paraguay, para ver si podemos entrar en el podio en torneos en los que no participa Brasil.

No hay que quitarle méritos a los trabajos de los demás países que, sin lugar a dudas, están haciendo las cosas mejor y ya no son lo que eran hace diez años. Chile y Paraguay son dos países que se pusieron en la mira el mejorar y con diferentes medios lo han logrado. Ni que hablar el caso de Ecuador que llevó una muy buena generación al Sudamericano de Lima y no por nada se metió en el podio.

Este fue el cuarto sudamericano clasificatorio en el que Uruguay queda por el camino (aquí una de las cosas que más debe preocupar porque estamos dejando a generaciones sin competencia de buen nivel), es la cuarta vez consecutiva que Paraguay finaliza un torneo regional mejor posicionado que Uruguay, Chile se ha transformado en una barrera difícil de superar para los uruguayos. El tema es, ¿por qué ellos mejoran y nosotros no?

En esta discusión se tienden a buscar culpables y mientras algunos le echan la culpa a la selección, otros hablan del formato de competencia local y otros hablan de la falta de exploración del interior, entre otros motivos, y probablemente tengan razón, pero uno de los primeros errores es pensar que el “culpable” de esto es uno solo. Sin la intención de echar culpas, porque eso tampoco sirve, ni pretendiendo creerme más que nadie a continuación presentaré algunas de las áreas de mejora que creo tenemos en nuestro básquetbol formativo:

La formación de los formadores

Creo que unas de las principales áreas en la que tenemos que mejorar es en la de formación de los entrenadores. Definitivamente se está fallando en ese sentido. Todo el tiempo se piensa en como modificar el reglamento o el formato de competencia para guiar a los entrenadores a que piensen solo en la formación y eso muestra a las claras que no están bien enfocados. Si bien no es justo generalizar, lo cierto es que nuestro nivel de formadores no es el mejor. Los entrenadores salen de la escuela de entrenadores con un nivel demasiado básico y, encima, tienen pocas posibilidades de mejorar su formación en nuestro país. Esto se refleja directamente en la formación de jugadores, porque los entrenadores recién recibidos siempre van a parar a formativas y muchas veces a las categorías chicas, y allí otro problema. El pasaje de los chicos por premini, mini y preinfantiles es fundamental, es allí donde los chicos aprenden gran parte de los fundamentos del 1X1 que van a usar el resto de su carrera y que a esas edades ellos tengan un novato como entrenador no les hace bien.

Las carencias del trabajo de los entrenadores se ve en lo “flojo” que están nuestros jugadores en técnica individual. En formativas los entrenadores deben preocuparse más por la formación del jugador, sin embargo muchas veces se prioriza el trabajo colectivo para llegar de la mejor manera posible al partido del fin de semana. Los entrenadores de los clubes suelen refugiarse detrás de las excusa de la falta de horas de cancha y es un argumento tan válido como cierto, pero también es cierto que en otros lugares del mundo con igual o menos horas de cancha que nosotros logran mejores cosas. Muchas veces no es un tema de cantidad sino de calidad y de cómo se aprovecha el tiempo que se tiene. Es importante aprovechar las horas de cancha que hay y dedicarlas a trabajos que tengan como objetivo la formación de los jóvenes que están en la cancha.

Además, es llamativa la cantidad de entrenadores que ven su pasaje por formativas solo como un medio para llegar a mayores y no como un fin o como una etapa para desarrollar otras habilidades. Son muy pocos los entrenadores que quieren dedicarse a formativas y no aspiran a mayores, pero también son pocos los que no ven su etapa en formativas como un neto medio para llegar a primeros equipos. Eso hay que modificarlo, hay que generar el gusto por formar jugadores en los entrenadores.

Mejorar en lo interno

Lo que más debe preocupar de la competencia interna es el nivel de juego. Lejos de pensar en si el formato es el correcto o no (para mí, por la realidad que tenemos, es el adecuado, pero entiendo otros puntos de vista), es preocupante ver cómo año a año el nivel de juego baja. El nivel de fundamentación de los jugadores y la lectura de juego no están a buen nivel y eso lleva a que lo que se vea semana a semana no sea bueno.

Igualmente, hay cosas que deben cambiar desde lo organizativo y dentro de ellas está la cantidad de partidos que se juegan en las categorías grandes. Hoy, los infantiles, los cadetes y lo juveniles juegan cerca de 45 partidos al año (sin contar los chicos que juegan en más de una categorías que son un caso diferente) y eso no puede pasar, debemos mejorar en ese sentido. Cuando se propuso este formato de competencia se propuso con la idea de que en los fines de semana de vacaciones se jugaran cuadrangulares por categoría y por serie (todos los equipos jugarían tres partidos en un fin de semana con planteles de su mismo nivel), pero entre los costos y la increíble teoría que manejan los clubes de que los jugadores no pueden jugar dos días seguidos esta idea se cayó. Hay que buscar formas de que los chicos jueguen más.

El básquetbol uruguayo tiene dos terrenos inexplorados, uno es el interior y el otro es la educación. El interior tiene una zona como el litoral que siempre fue fuerte y que ahora se está organizando de forma envidiable, pero el resto está desolado. Es realmente inviable el pensar en un torneo nacional en el que los equipos jueguen contra equipos de todo el país todo el año. Eso es una utopía, pero lo que si se puede hacer es un campeonato de selecciones departamentales por generación. Serían cinco torneos, desde la generación de preinfantiles (2004 este año) hasta la de segundo año de cadete (2000 este año). Quizás hay que dividirlos en zonas, quizás Montevideo debe dividir su selección en dos para que no sea muy desparejo, lo que sea, pero hay que hacerlo y ese torneo debe contar con el apoyo y el seguimiento del staff de entrenadores de la selección. Tenemos 13 departamentos que, en diferentes niveles, tienen básquetbol hoy en día (Artigas, Salto, Paysandú, Soriano, Río Negro, Colonia, San José, Canelones, Montevideo, Lavalleja, Maldonado, Flores y Rocha), hay que trabajar con ellos, mejorar el nivel de los que están muy atrás y empezar a picar la naranja en los otros (Florida, Durazno, Tacuarembo, Cerro Largo, Treinta y Tres y Rivera).

Mucho se habla de que otros deportes no están robando jugadores. Hace un tiempo, un integrante de la Secretaría Nacional de Deportes dijo que el rugby había superado al básquetbol y eso se debe en gran parte gracias a la inserción de ese deporte en la educación primaria. El rugby, el jockey, el volleyball, entre otros, están entrando en las escuelas y el básquetbol no ha explorado ese mundo aún. El convenio con ANEP por el 3X3 puede ser la manera, pero todavía está muy lejos de significar que el básquetbol entró en las escuelas. Quizás no sea la federación la que deba hacerlo, quizás sean los clubes los que deban encargarse de las escuelas de su zona, no sé cual es la manera, pero hay que encontrarla para trabajarla y empezar a trabajar tanto en escuelas como en liceos y “traer niños al básquetbol”.

Tiene su lugar

Soy un convencido que poco tiene que ver la selección en todo esto. Probablemente el cuerpo técnico liderado por Leonardo Zylbersztein haya cometido errores, tengo mi opinión al respecto pero no es el lugar para hablarla, pero esto excede lo que pudiera hacer la selección. Hablando mal y pronto, y con respeto, hace 10 años no había mal desempeño del cuerpo técnico o de los jugadores que te hiciera perder con Ecuador. Esto es un tema de formación de jugadores. Entiendo la falta de jugadores altos, pero Uruguay no nos podemos permitir un 40.9% en dobles, un 24.3% en triples y un 66.4% en libres, y eso no es culpa de la selección. Hay que trabajar en la formación de tiradores y eso no se limita a la técnica de tiro, eso también tiene que ver con la lectura de juego y la selección de los tiros. En otros países se emboca más no por mejor puntería, sino por siempre lograr buenos tiros.

Igualmente, si creo que la selección tiene su lugar en esto. Desde la selección se debe mejorar el trabajo en el interior, salir a buscar jugadores, salir a buscar generar básquetbol en donde no lo hay. Así como también la selección debe ser un lugar en el que los mejores proyectos de cada selección mejoren, donde trabajen técnica individual y se formen, no debe ser un lugar en el que los chicos solo preparen torneos (idea que con el paso del tiempo ha ido cambiando). La selección debe trabajar con los proyectos independientemente de si sus generaciones tienen o no competencia, debe hacer trabajos de técnica individual y perfilar a los jugadores hacia el futuro que la selección necesita.

Todos colaboramos para llegar a esto

Más allá de esto, hay otros factores que también influyen. Que los periodistas no hablemos de básquetbol realmente, que no analicemos y critiquemos con fundamentos y buscando colaborar con la mejora del básquetbol en general, que seamos demasiado superficiales, entre otras cosas, muchas veces genera desinformación o generan opiniones que se basan en la crítica sin fundamento y que lejos de colaborar terminan siendo contraproducentes.

El nivel de los jueces también es algo que preocupa y que no colabora. En básquetbol de formativas, el juez debe ser el complemento del entrenador en la formación de los jóvenes y en general esto no ocurre. Realmente el nivel de los árbitros no es bueno, principalmente de los recién recibidos, pero lo más exasperante es la forma en la que muchos encaran el trabajo en básquetbol de formación. No solo no se preocupan por ser docentes sino que, además, muchos lo realizan con desgano.

Entiendo que esta columna está más cargada de crítica que de otra cosa y que en muchos casos no plantea soluciones, pero la intención es desnudar todas, o por lo menos las más importantes, carencias que tenemos para instaurar el diálogo, el debate, para empezar a buscar soluciones entre todos, para intentar salir del pozo en el que nos estamos hundiendo y para volver a subir el escalón que bajamos a nivel internacional.

9 comentarios de “ESTO ES MÁS GRANDE QUE LA SELECCIÓN

  1. Todo cierto. Imposible negar algún punto; simplemente acotar que hace 25 años atrás existía la selección por departamentos.

  2. La verdad que tenes razón. Cuando vi en youtube el video Basketball Training: SkillsFactory OutWork Clinic , me di cuenta que lejos estamos. Hay que aprender que a los botijas hay que fundamentarlos a full y cuando ya sean juveniles desarrollarles el IQ basquetbolísticoI. Hay un camino largo para recorrer pero estamos a tiempo

  3. Creo que es un examen claro de como estamos y cuáles las son las opciones posibles, pero tenemos a la vuelta de la esquina el 3×3 de Chile, y la U15 femenina y masculina en octubre y noviembre, ya tienen que comenzar a dar alguna muestra de seriedad, con la búsqueda de más opciones para los planteles y para darle la chance a mas chiquilines, no podemos seguir haciendo lo mismo que venimos haciendo. Un tema es lo pobre del panorama formativo local , donde cuatro o cinco equipos tienen dos o tres planteles y los otros duramente alcanzan a completar los planteles por categoría, pero así y todo aparecen talentos y chiquilines que juegan al basket y demuestran personalidad partido a partido, pero sorprende no verlos en las selecciones o en los procesos de preselecciones.
    Hoy tenemos un centro de alto rendimiento, dinero de FIBA para desarrollar 3×3 y formativas, llevamos cuatro años de competencia en 3×3 por todo Uruguay, no se vio ni un solo jugador que pueda estar en lo de Chile? Esas son las cosas que rechinan, el hechicero Cabrera no era santo de mi devoción pero estaba bien organizado y tenía gente que le veía los partidos, igual después había gente en los planteles que uno no se explicaba como estaban ahí, pero eso es harina de otro costal. En resumen estamos muy mal pero lo bueno es que difícilmente estemos peor , pero hay que dar algún golpe de timón ahora , si no es como que no hubiéramos aprendido nada, los próximos tres campeonatos nos dan la chance de replantear cosas y establecer criterios serios, es preocupante lo que se plantea para el 3×3 de Chile con la selección arbitraria de jugadores del plantel de la U17 cerrándose la chance a otros chiquilines sin ninguna explicación lógica, lo mismo con los U15 masculinos, cerraron el grupo hace un par de meses , cuando todavía quedan tres mese para la competencia. Son señales preocupantes, el nivel de formativas es una discusión a mediano y largo plazo, pero ahora en la cortita debemos dar señales de seriedad desde el cuerpo técnico de las selecciones de formativas y realmente no veo ni autocrítica ni interés por cambiar en algo el rumbo, y ojo que vengo reclamando desde los primeros llamados que se hizo, que para mi eran muy arbitrarios allá por noviembre de 2016 y que terminaron con la subida a la selección U17 de un chiquilín en la puerta del avión y que no estaba en el grupo de preseleccionados. Esos son los gestos preocupantes y de poca seriedad y que demuestran que no hay criterios sólidos en éste proceso de selecciones.
    Ahí es que podemos incar el diente ahora y no se está haciendo, lo otro es de más largo aliento, y hay mucha cosa para hacer, desde que los chiquilines federados puedan solicitar cambios de horario en liceos para que puedan entrenar, hasta que le reconozcan la preparación física de los clubes ora no tener que cursar en los liceos, donde es más recreativa y muchas veces se superpone con horarios de práctica, estás estas dos cosas sencillas hacen que muchos gurises dejen de practicar cuando comienzan el liceo porque la fubb no tiene ningún convenio con secundaria, claro que hay mucho por hacer, pero me preocupa la falta de autocrítica en los hechos, que se muestra en el 3×3 de Chile.
    Espero reaccionen y puedan asumir los errores cometidos para hacer las cosas con otra seriedad, uno los reconoce en general como buenos técnicos y gente de mucha experiencia en el basket nacional, pero hasta ahora muy poco profesional todo.
    Esperaremos a ver si cambia algo, porque que todo esté mal no justifica las malas definiciones y la falta de seriedad, que es lo que podemos ajustar a corto plazo y no lo veo.
    Saludos

    • Guillermo coincido totalmente contigo en la falta de profesionalidad con la que se esta trabajando y anoto unas perlitas de la U14. Lo principal es que los responsables de seleccionar no fueron a ver los partidos para hacer la preseleccion, los clubes les enviaron los gurices que consideraban los mejores exponentes. Entonces que paso: los pocos clubes serios mandaron 1 o 2 jugadores, incluso Bigua no mando ninguno. Otros clubes enviaron jugadores que no tenian los fundamentos basicos del juego y lo mas triste como lei un comentario mas abajo y esta comproblado es algunos jugadores puestos a dedo, por ejemplo el tecnico de Malvin de preInfantiles e Infantiles envio a su hijo a la seleccion cuando no llega a jugar un cuarto en todo un partido, tambien envio a un chico que en 2016 fue sancionado con un mes de suspension en el club por apropiarse de unos championes de otro jugador (dicho con palabras suaves). Este señor ademas no deberia estar dirigiendo, desde el minuto 1 al 40 les grita contantemente hasta llegar al nivel de insultos a gurices de 13 y 14 años como si fueran jugadores de primera, se olvido que esta en una categoria de formativas.
      Me pregunto hasta cuando la FUBB va a permitir este tipo de tecnicos que lo unico que hacen es desmotivar a los gurices hasta el punto que alguno quiera dejar el basquet

  4. Impecable; Soy de mercedes y tuve la oportunidad de jugar años en montevideo, y es asi, malos entrenadores, malos jueces, y te falto algo, que hay mucho amigismo dentro de los clubes, siempre juega el hijo del dirigente o el pibe que los padres ponen plata, y siempre el basket apunta al desarrollo de jugadores que provienen de una familia socialmente de clase media alta o alta, osea decime un jugador que halla podido desarrollarse como profesional que provenga de un contexto.critico? No hay, el basket en uruguay esta limitado a los clubes de pocitos,malvin,bigua,hebraica,etc osea que esta lejisimo de ser un deporte popular, y a eso se debe apuntar… quien sabe capaz nuestra futura estrella esta en un cantegril …..

  5. El desprecio hacia el básquet de interior es notorio. A las pruebas me remito, que alguien me dice cuáles han sido las competencias entre capital e interior. Hay jugadores en el interior superiores a lo que han sido seleccionados para éste campeonato, con un plus a favor de éstos jugadores que a esta edad ya juegan en sub 23 y Primera. Éste desprecio ha sido desde siempre. Miremos cuántos jugadores había del litoral en la última definición de la Liga Nacional?

    • Hola, esto fue exactamente lo q expresé ni bien salió la nota pero no salió escrita, particularmente desde Salto precisamente los últimos años quienes fueron los mejores jugadores no tuvieron siquiera la chance de ir a la pre-selección ya q a los directores técnicos de cada cuadro les pidieron que mandaran chicos arriba de 1,90 y a esa edad gurises de 1,85 q la rompían no tuvieron chance, incluso en la selección U16 q no recuerdo donde jugó y no clasificó al mundial, el Salteña que jugó había tenido el “peor año de su vida” y sin embargo como había estado en la anterior lo llevaron de una..,sin cosas a corregir, tienen que estar en el “ruido” para seleccionar y consultar a todos los referentes del basquet de cada ciudad, no solamente a una persona “conocida” q “manda” a quien quiere…gracias!!

Deja un comentario