CON RESPALDO SCARABINO

Unión Atlética derrotó a Atenas en juveniles en cifras de 78-64. El equipo “azulgrana” había ganado tanto en infantiles como en cadetes y con este punto cerró un tarde que solo le dejó triunfos. El equipo de Nuevo Malvín estuvo arriba en el marcador durante gran parte del juego, pero recién lo pudo quebrar en el último cuarto.

El arranque del juego fue parejo. Unión Atlética jugó con cuatro abiertos y un interno, generó desde bloqueos directos, jugó permanentemente rompimientos y descargas, buscó proponer un juego rápido, pero se apuró, erró mucho y no logró imponerse en el marcador. Atenas forzó mucho su juego ofensivo, pero corrió desde la defensa de su rebote, encontró puntos en las cercanías del aro y se mantuvo en juego. Con estas características pasaron los primeros cuatro minutos del encuentro, que terminaron con el tanteador igualado en siete. De ahí en más, el período fue todo “azulgrana”. El equipo de Nuevo Malvín corrió desde robos en primera línea, cargó el rebote ofensivo, anotó a distancia, jugó al ritmo de Nicolás Scarabino y puso un parcial de 15-6 con el que sacó nueve (22-13) de cara al primer descanso del partido.

Atenas mejoró en defensa para el segundo cuarto y el partido cambió. El equipo del barrio Palermo se había mostrado muy entreverado en el primer chico, había forzado mucho su juego ofensivo y había tenido bajos porcentajes de acierto, pero desde su defensa comenzó a correr la cancha y cambió el juego. El “albiceleste” cambió de hombre en la defensa de los bloqueos directos, trabajó bien las ayudas del lado contrario, robó pelotas en primera línea, defendió su rebote, contraatacó con efectividad, lastimó con rompimientos y descargas cortas y puso un parcial de 19-8 con el que pasó por dos sobre el final del segundo cuarto. Unión, que sufrió gran parte del período, encontró puntos de segundos tiros y empató el tanteador de cara al descanso largo en 34.

Un triple de Ramiro Planells le permitió a Atenas abrir tres en el inicio del segundo tiempo. El equipo dirigido por Martín Frydman pasó a defender en zona 2-3, pero poco resultado le dio ya que Unión volvió a imponerse en el trámite. El equipo “azulgrana” corrió la cancha, jugó desde rompimientos y descargas, anotó dos triples, tuvo a Scarabino como principal generador de juego, encontró puntos tanto en las manos de su base como en las de Federico Ambrosoni y puso un 16-6 con el que pasó por siete. Atenas no pudo correr la cancha ante la efectividad ofensiva de su rival y dependió en demasía de los triples de Planells (convirtió cuatro en el cuarto) para convertir. Atenas lastimó a distancia e intentó reaccionar, pero en base a puntos de contraataque Unión se mantuvo seis arriba de cara al último cuarto.

Atenas defendió duro, corrió la cancha y volvió a ponerse a tres (55-52). Unión continuó contraatacando tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote, jugó desde bloqueos directos para Scarabino, tuvo buenos minutos de Juan Tito, escapó bien de la presión zonal que propuso por momentos su rival y colocó un parcial de 21-9 con el que sacó la máxima de 15 a tres minutos del final del juego y liquidó el partido.

Deja un comentario