LA FRUTILLA DE LA TORTA

La organización del campeonato, que estuvo complicada desde el inicio, debió suspender el segundo tiempo del partido por el quinto puesto del Sudamericano U17 que jugaban Paraguay y Uruguay por un apagón. En lo que se llevaba jugado ganaba la selección paraguaya por dos (25-23), pero un apagón grande impidió que el partido continuará.

Si algo le faltaba a este campeonato mal organizado para concretarse era lo que pasó en la última jornada. Luego de que Ecuador le ganara a Colombia el partido por el tercer puesto y Venezuela hiciera lo propio ante Perú en el juego por la séptima ubicación, se jugó el partido por el quinto puesto entre Paraguay y Uruguay. El partido comenzó a jugarse con normalidad, pero cuando faltaba 1’30” para el final del primer tiempo un apagón impidió que el período finalizara. Tras recuperar la luz, el segundo cuarto se terminó y Paraguay se fue dos arriba al descanso largo.

En el descanso un nuevo apagón llegó al polideportivo que recibe el campeonato, pero este fue más grande. La luz no volvió al estadio y la organización, que dejó mucho que desear desde el primer día, decidió suspender el partido. Aún no está claro que va a ocurrir con la final, la idea es que se juegue con normalidad, pero el segundo tiempo de Uruguay vs Paraguay no se va a jugar.

Perú no pudo con la organización del campeonato. Desde el principio, que definió la cancha en la que se jugó el torneo el día antes de que este comenzara, sufrió problemas de organización. Esto debería quedar como un antecedente ante futuras postulaciones de los “incaicos” para organizar campeonatos de selecciones formativas. Y la organización tuvo la suerte de que esto no ocurriera en el partido por el tercer puesto, que en realidad era el que debía jugarse en este horario pero que se modificó por un tema de horarios de vuelos.

En lo deportivo, esto fue lo que ocurrió en el primer tiempo del juego:

El partido tuvo un comienzo tan impreciso como parejo dentro del que Uruguay logró abrir una pequeña renta de tres puntos. El equipo “celeste” persiguió en la defensa de los bloqueos directos desde los que intentó generar su rival, dobló al principal interno paraguayo cada vez que recibió en el poste bajo, defendió su rebote, corrió la cancha con efectividad jugó desde y para Santiago Vescovi y puso un parcial de 8-5 en los primeros cuatro minutos de partido. De ahí en más, el período fue todo de los “guaranies”. El equipo paraguayo corrió la cancha desde robos en primera línea (generó situaciones de 1X1 o incluso de 1X0), anotó dos triples y colocó un parcial de 12-3 con el que pasó por seis. Uruguay dejó de correr la cancha, intentó generar desde bloqueos directos para Vescovi, pero vio como su rival neutralizó estas situaciones con una defensa de perseguir y se quedó sin gol. Igualmente, un doble de corrida de Lucas Capalbo le permitió al equipo dirigido por Leonardo Zylbersztein cerrar el primer cuarto a cuatro (17-13) de su rival.

El segundo cuarto fue realmente impreciso. De la mano de Vescovi, y en base a un buen trabajo defensivo que impidió que su rival lastimara, Uruguay puso un rápido parcial de 4-0 con el que empató el juego en 17. Ambos equipos presionar en todo el campo, controlar los puntos fuertes de su rival, perdieron muchas pelotas, tuvieron porcentajes de acierto bajos y el tanteador se movió poco en el resto del cuarto. En base a puntos de segunda oportunidad, Paraguay logró mantenerse arriba en el tanteador e irse dos arriba (23-25)al descanso largo frente a un Uruguay que careció de ideas y dependió en demasía de lo que pudiera hacer Vescovi o de las corridas de cancha para anotar.

Los 23 puntos de Uruguay se repartieron de la siguiente manera: Santiago Vescovi 14, Lucas Capalbo 4, Franco Villalba 3 y Ramiro Arrillaga 2.

Con este resultado parcial, Uruguay finaliza el Sudamericano U17 en la sexta ubicación del campeonato y cierra un torneo en el que no pudo completar sus objetivos.

Deja un comentario