NO SE GUARDARON NADA

Uruguay perdió ante Argentina en cifras de 84-65 en lo que fue el último partido de la fase de grupos del Sudamericano U17, que es clasificatorio para el Premundial U18 del año que viene y que se juega en Lima, Perú. El equipo “celeste” logró ser competitivo durante cerca de treinta minutos, pero se vio superado por su rival.

El arranque del partido fue parejo. Ambos equipos presionaron en todo el campo con mucha intensidad y eso llevó a imprecisiones en ambos. Argentina encontró dos triples, contuvo bien los rompimientos desde los que intentó generar su rival, fue agresivo en la defensa de los bloqueos directos (generalmente con un step, pero sin miedo a cambiar de hombre cuando era necesario), trabajó bien las ayudas del lado contrario y puso un 6-2 ante un Uruguay que abusó del tiro exterior. De la mano de Franco Villalba llegó el gol al equipo “celeste”. El base de Bohemios asumió, jugó desde cortinas directas, anotó un triple y lideró un 6-0 con el que Uruguay pasó por dos. La selección albiceleste alternó momentos de defensa en zona 2-3 (muy agresiva en primera línea) con momentos de defensa en hombre, corrió la cancha con efectividad, cargó la pintura ante defensa plantada, anotó dos triples más y puso un 12-5 con el que pasó por cinco (13-18). Tras probar con alguna zona 3-2 sin demasiado resultado, Uruguay pasó a defender en zona 1-3-1, corrió la cancha, anotó un triple y con Santiago Vescovi como principal referente ofensivo empató el partido en 18. Dos libres en el final le permitieron a Argentina ganar el primer cuarto 18-20.

El arranque del segundo chico fue todo de Argentina. El equipo dirigido por Sebastián Figueredo mantuvo la alternancia entre defensa zonal e individual, corrió la cancha con efectividad, anotó otros cuatro triples y puso un parcial de 16-5 con el que sacó 14 de renta a los cinco minutos del período. Uruguay se quedó sin ideas, sufrió la intensidad defensiva del rival, no pudo correr la cancha ante su efectividad y prácticamente no anotó en el inicio del período. Villalba y Vescovi fueron los encargados de sacar al equipo de ese momento. Ambos asumieron, generaron desde sus rompimientos y lideraron un 7-0 con el que el equipo se puso a siete a tres minutos del final del cuarto. Argentina corrió desde la defensa de su rebote y recuperó 11 de renta, pero un doble con falta incluida convertido por Nicolás Maurno le permitió al equipo dirigido por Leonardo Zylbersztein ponerse a ocho de cara al descanso largo.

El tercer cuarto fue dominado por la selección argentina. El equipo albiceleste continuó lastimando a distancia, corrió desde su defensa, complicó a Uruguay con alguna defensa zonal y con presiones en todo el campo, se mantuvo arriba en el marcador por diferencias, generalmente, de doble dígito y sacó la máxima de 15 unidades de cara al último chico. Uruguay intentó con diferentes defensas, extendió presiones zonales en todo el campo, probó con zonas en media cancha, pero no pudo contener el buen juego de su rival. En ofensiva, el equipo “celeste” tuvo buenos minutos de Franco Bianchi y encontró algunas cosas en el ingreso de Nicolás Andreoli, pero no pudo ponerse en partido.

Uruguay puso un rápido 5-0 en el inicio del último cuarto, se puso a 10 y se ilusionó con reaccionar, pero dos triples consecutivos cortaron el buen momento “celeste”, le permitieron a Argentina sacar 16 y prácticamente liquidaron el partido. De ahí en más, Argentina solo amplió diferencias que llegaron a ser de hasta 19 unidades.

Los 65 puntos de Uruguay se repartieron de la siguiente manera: Santiago Vescovi 17, Franco Villalba 11, Franco Bianchi 11, Ramiro Arrillaga 9, Nicolás Andreoli 7, Rodrigo Coelho 5 y Nicolás Maurno 5.

Deja un comentario