UN TEMA A REVER

La primera fase del campeonato tuvo muchos partidos de las categorías chicas en los que alguno de los equipos participantes, o los dos, no recibió el punto de presentación por no presentar el mínimo de jugadores habilitados que debía presentar para obtenerlo. En muchos casos esto fue por falta de ficha médica y eso agrava la situación.

Por votación de los clubes en asamblea previa al comienzo del campeonato, para la primera fase del torneo los equipos debían presentar un mínimo de 8 jugadores habilitados para obtener el punto de presentación tanto en premini (U11) como en mini (U12), mientras que para ganarlo en preinfantiles (U13) había que presentar, por lo menos, 10 chicos habilitados para jugar. Pese a que se logró que no se pidieran 10 jugadores por categoría, muchos equipos no llegaron al mínimo en varios partidos.

En 846 partidos que tuvo la primera fase en estas tres categorías, contando los cinco grupos, se dio en 221 oportunidades que uno de los protagonistas del juego no recibió el punto de presentación. Pese a que en proporción el número no es tan grande, es preocupante que se haya dado en tantas oportunidades ya que uno de los objetivos de esta regla es la masificación y esto muestra que no se está logrando.

Más allá de esto, hay que marcar una realidad que agrava la situación y es que la mayoría de esos 221 puntos no fueron entregados porque los equipos presentaron jugadores con ficha médica vencida. El reglamento dice que hay que presentar un mínimo (de 8 o de 10 dependiendo la categoría) de jugadores habilitados y eso es importante porque si un equipo presenta 8 jugadores en U11, pero uno de ellos tiene la ficha médica vencida, ese equipo no recibe el punto de presentación.

Al dividir esos 221 casos por categoría hay que decir que en preinfantiles (113) es donde más casos hay, mientras que en mini (38) es donde hay menos. 36 equipos de los 54 (sin contar a Country Club del Pinar) que participaron de la primera fase del campeonato tuvieron por lo menos una situación de este estilo, mientras que 10 de ellos sufrieron la quita de por lo menos un punto en cada una de las categorías chicas. El grupo que más casos de estos tuvo fue el 4 con 72, mientras que el que menos tuvo fue el 2 con 11.

Por su parte, los equipos que más casos de estos tuvieron fueron: Paysandú (no recibió el punto en 26 de los 27 partidos que jugó), Auriblanco (en 19 de los 27) y tanto Lagomar como Náutico Rojo (en 18 de los 30). En Zona 1 el peor en este sentido fue Capitol (en 17 de 33).

A estos números hay que agregarles los que se dieron en las categorías más grandes y es que, si bien se da en menor medida, también hay casos en los que los clubes presentaron jugadores con ficha médica vencida. En esos casos los equipos no pierden el punto de presentación, pero si pierden el juego (en caso de que lo hayan ganado).

AUMENTAR LAS PENAS

Actualmente, la única sanción que reciben los equipos que cometen esta penalidad es no recibir el punto de presentación del partido en cuestión. Si bien estos puntos pueden definir el futuro de la institución en la fase de series (equipos como Unión Atlética, Capurro, entre otros, no pudieron acceder a determinadas series por los puntos que no ganaron en las categorías chicas), lo cierto es que estos puntos cada vez afectan menos la realidad de los equipos en formativas y eso lleva a que algunas instituciones ni se preocupen por mejorar la situación.

En el caso de los clubes que no llegan al mínimo de jugadores habría que estimular la masificación en las categorías más chicas, pero en el caso de los equipos que juegan con chicos que no tienen ficha médica (o que la tienen vencida) se debería penar de otra manera que lleve a la solución del problema. No es un tema menor y debe solucionarse en el corto plazo por parte de las instituciones.

Deja un comentario