SUFRIÓ MÁS DE LO ESPERADO

Biguá derrotó a Bohemios con un ajustado 74-72 en la categoría infantiles. El equipo de Villa Biarritz fue superior a su rival durante gran parte del juego, pero recién sobre el final pudo confirmar su triunfo sobre el “Albimarrón” que le permite mantener el invicto de la categoría en la Serie 1.

El partido comenzó mejor para Biguá. El “Pato” trabajó bien en defensa, corrió tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote, jugó al ritmo de Juan Martín Ortiz, lastimó con Fabián Refresquines y puso un parcial de 15-8 en los primeros 4’30” del partido. Bohemios defendió en todo el campo, lastimó con Gianfranco Bonanni, encontró puntos en un Agustín Castellanos que aprovechó los espacios que dejó la defensa rival para contener a Bonanni, cargó el rebote ofensivo y puso un 11-3 con el que pasó por uno. Un triple de Ortiz le permitió a Biguá pasar por dos de cara al primer descanso del partido.

El equipo local dominó el segundo cuarto. Biguá mantuvo su trabajo defensivo, corrió desde robos en primera línea, lastimó desde rompimientos por calle central y, pese a por momentos forzar mucho sus ofensivas y apurarse innecesariamente, se mantuvo arriba en el marcador y estiró diferencias hasta abrir la máxima de 10 unidades (38-28) a dos minutos del final del período. Bohemios no pudo contener el buen momento de su rival, en ataque careció de ideas y, a pesar de realizar una buena tarea defensiva, vio como su rival se alejó en el tanteador. Igualmente, en base a libres, el “Albimarrón” se reencontró con el gol y puso un parcial de 4-0 con el que se fue al descanso largo a solo seis de su rival.

Bohemios presionó en todo el campo, cargó el rebote ofensivo, tuvo buenos minutos de Bonanni, anotó dos triples y se puso a dos de su rival a los cinco minutos del tercer cuarto (45-47). Tras algunos minutos de forzar mucho su ataque y de perder varias pelotas por tomar malas decisiones, Biguá encontró tres triples de Ortiz gracias a los que puso un 11-0 y abrió 13 de máxima (58-45). El “Pato” abusó del tiro exterior, no pudo mantener los porcentajes de acierto y le permitió a su rival volver a reaccionar. El visitante defendió su rebote, contraatacó con efectividad, encontró puntos en Bonanni y puso un 6-0 con el que se colocó a siete. Un doble de Facundo Villalba le permitió al local encarar el último con nueve de ventaja (60-51).

Con puntos de contraataque, Bohemios puso un rápido 4-0 y se colocó a cinco en el inicio del último cuarto. Biguá volvió a correr desde robos en primera línea, encontró en Mateo Gualano el compañero de Ortiz para recuperar diferencias y abrir 10 de renta a cinco minutos del final del juego. El partido parecía quedar cerrado, pero Bohemios tuvo una última reacción. El equipo mantuvo la presión en todo el campo, volvió a correr desde la defensa de su rebote, tuvo a Bonanni como principal vía de gol y puso un parcial de 12-4 con el que se puso a dos a 13” del cierre. En la ofensiva del “Pato” fue cortado Villalba. Facundo erró los dos libres, pero el rebote quedó entreverado y el partido finalizó con triunfo del local.

El goleador de Biguá fue Juan Martín Ortiz con 31 puntos, mientras que en Bohemios se destacaron las 25 unidades convertidos por Gianfranco Bonanni.

Deja un comentario