CÓMODA VISITA

Biguá derrotó a Defensor Sporting en cadetes con un holgado 71-57. Al equipo de Villa Biarritz le costó un poco más de un cuarto quebrar el partido, pero desde que abrió diferencias mayores a diez puntos (sobre el final del primer tiempo) dominó el trámite con cierta tranquilidad. El “Fusionado” probó variantes defensivas, pero no pudo reaccionar.

El comienzo del partido fue parejo. Defensor Sporting propuso una zona 1-2-2 estirada en todo el campo con atrapes, corrió desde su defensa, generó desde rompimientos de Ignacio Gadnich y, pese a errar libres y forzar demasiado por momentos sus ofensivas, se mantuvo en partido ante un Biguá que encontró puntos fáciles cuando logró escapar de la presión rival y que jugó desde bloqueos directos para Nicolás Maurno. Con estas características, 10-10 iba el tanteador a los 5’30” del juego. El “Pato” trabajó bien la salida contra presión, encontró puntos cerca del aro y con un rápido 5-0 abrió cinco de renta. El local alternó la presión zonal con momentos de defensa en zona 2-3 con mucha agresividad, y atrapes por momentos, en su primera línea, volvió a correr, tuvo buenos minutos de Felipe Silveira y empató el juego en 15 sobre el cierre del primer chico. El equipo dirigido por Juan Rovira cargó el rebote ofensivo, encontró puntos en Ramiro Arrillaga y Juan Cajelli y cerró el primer cuarto 19-15 arriba.

Biguá trabajó bien en defensa, cambió de hombre cada vez que necesitó hacerlo, corrió desde la defensa de su rebote y, con buenos minutos de Cajelli, puso un 6-2 que le permitió abrir ocho de renta. Defensor mantuvo su zona 2-3, estiró la presión zonal por momentos y, de la mano de Silveira, volvió a reaccionar. El “Pato” forzó mucho sus ofensivas, abusó de los tiros largos, tuvo bajos porcentajes de acierto y eso le permitió al rival contraatacar y colocar un 7-0 para ponerse a uno. El cierre del período fue todo del visitante. El equipo de Villa Biarritz corrió desde la defensa de su rebote, encontró en Rodrigo Fernández (10 puntos en el cuarto) la efectividad que le faltaba y puso un parcial de 12-2 gracias al que se fue al descanso largo 11 arriba en el marcador.

El comienzo del tercer cuarto fue de los peores momentos del partido. Defensor Sporting alternó las defensas zonales que había propuesto en el primer tiempo, generó muchos errores, pérdidas y tiros de bajo porcentaje en el rival, pero estuvo entreverado en ofensiva y no lo aprovechó para ponerse en partido. Pese a jugar incómodo, el “Pato” encontró algún punto de corrida, algún segundo tiro y puso un 6-0 en los primeros cinco minutos del chico para abrir 17 de máxima. El local jugó desde los rompimientos de Silveira, encontró puntos a distancia, mantuvo su agresividad defensiva y colocó un 9-2 con el que se puso a 10. Dos triples, uno de Nicolás Andreoli y otro de Dennis Blazina, le permitieron al visitante cerrar mejor el cuarto y poner un 8-2 para irse 16 arriba al último descanso.

El último cuarto solo estuvo para que el visitante liquide el partido. Defensor mantuvo su intensidad defensiva, buscó jugar a partir de Gadnich y Silveira, pero no pudo reaccionar ante un Biguá que, sin ser nada del otro mundo, mantuvo las diferencias y liquidó el juego al sacar la máxima de 18 unidades a tres minutos del final.

En el ganador se destacaron los 12 puntos de Ramiro Arillaga y los 10 que anotaron tanto Rodrigo Fernández como Juan Cajelli, mientras que en Defensor Sporting el goleador fue Felipe Silveira con 16 unidades.

Deja un comentario