COSTÓ CERRARLO

Unión Atlética venció a Larrañaga en cadetes por nueve unidades (57-48). El equipo “Azulgrana” dominó el juego desde el principio, pero los bajos porcentajes de acierto que tuvo en el segundo tiempo le permitieron a su rival reaccionar y ponerse en juego. Igualmente, el local cerró mejor el juego y se quedó con el punto.

Unión Atlética dominó el comienzo del partido. El “Azulgrana” presionó en todo el campo, corrió desde robos en primera línea, jugó desde bloqueos directos ante defensa plantada, cargó el rebote ofensivo, tuvo varias vías de gol y puso un parcial de 21-6 en los primeros ocho minutos de partido. Larrañaga careció de ideas en ofensiva, fue demasiado individual, forzó mucho sus ataques, tuvo bajos porcentajes de acierto y no tuvo gol. Sobre el final del primer chico, el visitante mejoró la defensa de su rebote, encontró un triple de Facundo Scariatto y logró irse al primer descanso del juego a 12 de su rival (23-11).

Con más puntos de contraataque, los dirigidos por Martín Sedes pusieron un 4-0 en el inicio del segundo cuarto y sacaron 16 de renta. Larrañaga mejoró su salida contra presión, organizó un poco su ofensiva, jugó desde Scariatto, generó a partir de rompimientos y descargas, defendió en medio campo con buenas ayudas del lado contrario y puso un 9-0 con el que se colocó a nueve.  El cierre del primer tiempo fue todo “Azulgrana”. El local se adueñó de la lucha por los rebotes, anotó tanto de corridas como de segundos tiros, tuvo buenos minutos de Felipe Rodríguez, recuperó 15 de renta y se fue 13 arriba al descanso largo.

El tercer cuarto fue de los peores momentos del partido. Unión Atlética presentó muy malos porcentajes de acierto, tanto en tiros de campo como en libres, no supo aprovechar la gran cantidad de rebotes ofensivos que tomó y vio como su rival, sin ser nada de otro mundo, se acercó en el tanteador. Larrañaga defendió en todo el campo, cambió de hombre en la defensa de los bloqueos siempre que lo necesitó, corrió la cancha, encontró puntos a distancia y aprovechó el mal momento de su rival para irse a siete de cara al último descanso del partido.

Un triple de Felipe Morono llevó al equipo dirigido por Agustín Iglesias a ponerse a cuatro en el inicio del último cuarto. Unión aumentó la agresividad de su presión en todo el campo, volvió a correr y puso un 6-0 con el que recuperó 10 de renta. Larrañaga trabajó mejor la salida contra presión, defendió su rebote, anotó puntos de cuarta y media distancia y, con más ganas que básquetbol, se volvió a poner a seis y se mantuvo en juego durante varios minutos del último cuarto. Santiago Meinero asumió en la ofensiva de su equipo, lastimó con rompimientos, sacó faltas, anotó libres y lideró un buen momento de Unión que abrió 11 a dos minutos del final y liquidó el juego.

En el ganador se destacaron los 16 puntos convertidos por Santiago Meinero y los 14 que anotó Felipe Rodríguez. Por su parte, en Larrañaga el goleador fue Felipe Morono con 12 unidades.

Deja un comentario