LO QUEBRÓ EN EL SEGUNDO

Capurro derrotó a Cordón con un contundente 62-43 y se coronó como campeón de la Copa de Oro de infantiles de Serie 5. El equipo dirigido por Fabián Sapio quebró el partido en el segundo tiempo y dejó sin reacción a los “Albicelestes” que había perdido de forma clara el primer encuentro de la serie final.

El primer tiempo del partido fue mal jugado. Capurro defendió duro en toda la cancha, cambió de hombre en los bloqueos desde los que intentó generar su rival, defendió su rebote, lastimó con segundos tiros, corrió la cancha con efectividad, buscó jugar rápido, estuvo arriba en el tanteador durante los primeros 20 minutos, llegó a tener una máxima de siete unidades en ese período, pero estuvo cómodo y no pudo quebrar el juego. Cordón se mostró entreverado, tuvo bajos porcentajes de acierto, perdió muchas pelotas, pero anotó puntos a distancia, encontró unidades tras rebotes ofensivos, trabajó bien las ayudas del lado contrario, se mantuvo en partido y logró irse al descanso largo a solo cuatro unidades (24-20) de su rival.

En el tercer cuarto se quebró el partido. Capurro presionó en todo el campo, corrió la cancha al ritmo de Ezequiel González y Luca Ramos, encontró puntos en las manos de esos dos jugadores y puso un 22-9 con el que sacó 17 de máxima de cara al último cuarto. Cordón sufrió la presión rival, no pudo prácticamente jugar en el tercer período y vio como su rival cambió el partido. El último cuarto solo estuvo para que el visitante liquide el partido, saque la máxima de 29 unidades y confirme su triunfo por 19.

En el campeón se destacaron los 24 puntos convertidos por Ezequiel González y las 22 unidades que anotó Luca Ramos.

 

 

 

 

 

Deja un comentario