DESDE EL CORAZÓN DEL EQUIPO

Malvín Sur derrotó a Náutico en cifras de 63-58 y puso 1-0 la serie final de la Copa de Plata de U15 de la Serie 3. El equipo “Playero” estuvo abajo en el tanteador durante gran parte del encuentro, pero lo revirtió en el tercer cuarto y jugó un buen último chico que le permitió quedarse con el primer partido de la serie.

malvin-sur-vs-nautico-u15

El comienzo del partido favoreció a Náutico. El equipo de Punta Gorda planteó una presión zonal con atrapes que luego de ser superada por su rival pasaba a ser una defensa individual, corrió la cancha, cargó el rebote ofensivo, lastimó con Santiago Mochetti en las cercanías del aro y puso un parcial de 12-6 en los primeros seis minutos del partido. Malvín forzó muchos sus ofensivas, sufrió ante la presión rival, careció de ideas y no tuvo gol. Tras un minuto de tiempo, el “Playero” aumentó su intensidad defensiva, corrió la cancha tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote y puso un 5-0 con el que se puso a uno. Náutico jugó desde bloqueos directos para Pedro Bertolotti, fue vertical y colocó un 5-0 con el que recuperó seis de renta, pero un libre le permitió al local cerrar el primer chico a solo cinco de su rival.

Náutico mantuvo la presión zonal, jugó desde directas, lastimó con segundos tiros y puso un 7-2 con el que abrió 10 de renta (24-14) a los 3’30” del segundo cuarto. Malvín defendió en media cancha, trabajó bien las ayudas del lado contrario, mejoró la defensa de su rebote, jugó desde Juan Olave y puso un parcial de 8-0 con el que se puso a dos. Olave asumió en la ofensiva de su equipo, anotó, generó, marcó el ritmo de juego y lideró esa reacción del local. Náutico aprovechó algunos errores del rival para volver a correr, cargó la pintura con Mochetti y puso un 6-0 con el que recuperó ocho de renta. Un libre de Olave le permitió a Malvín Sur irse al descanso largo a siete del visitante.

El visitante corrió la cancha desde robos en primera línea y abrió ocho de renta en el inicio del tercer cuarto (35-27). De ahí en más, el período fue todo de Malvín. El “Playero” presionó en todo el campo, jugó desde rompimientos y descargas, lastimó con descargas cortas, tuvo a Olave y Nahuel Barreto como líderes en ofensiva y puso un 21-10 que le permitió cerrar el tercer cuarto tres arriba en el marcador. Náutico sufrió la presión rival, no pudo correr ante la efectividad ofensiva del rival, perdió su gol interior frente a la buena defensa y a la protección de su rebote realizadas por Malvín y no pudo evitar que su rival pasara.

Náutico volvió a cargar el rebote ofensivo, tuvo buenos minutos de Bruno Vázquez y puso un 8-0 con el que pasó por cinco en los primeros 2’30” del último cuarto. Malvín cambió de hombre en los bloqueos desde los que intentó generar su rival, mejoró el bloqueo del rebote, fue paciente en ataque, jugó con cuatro abiertos, generó desde rompimientos y descargas, planteó un juego más colectivo y puso un parcial de 13-2 con el que pasó por seis a tres minutos del final. El “Playero” volvió a dominar los tiempos del partido, protegió su rebote y cortó las principales vías de gol de su rival. En ataque, el local no fue nada del otro mundo, pero jugó colectivo, fue vertical, tuvo buenos minutos de Tomás Silva y pasó en el marcador. Un triple de Mauricio Golda hizo que Náutico se ponga a tres y le puso suspenso al final del encuentro, pero en base a libres los locales sentenciaron el primer juego de la final.

En el ganador se destacaron los 20 puntos convertidos por Juan Olave, mientras que en Náutico el goleador fue Santiago Mochetti con 15 unidades.

Deja un comentario