VOS NO SOS NORMAL

Con una soberbia actuación de Santiago Vescovi, Bohemios derrotó a Biguá en cifras de 64-57 y puso 1-0 la final de infantiles Serie 1. Los 43 puntos del goleador del pasado Sudamericano U15 lo transformaron en la figura, le permitieron al equipo disimular los 20 libres que erró y nos invitaron a recordar la actuación de 2009 de la murga A Contramano en nuestro título.

bohemios-infantiles

Bohemios comenzó mejor el partido. El equipo “Albimarrón” defendió en media cancha, robó pelotas en primera línea, corrió la cancha al ritmo de Santiago Vescovi y puso un 6-2 en los primeros minutos del encuentro. El inicio del encuentro fue entreverado, tuvo muchas pérdidas de balón, bajos porcentajes de acierto y demostró el nerviosismo que vivían los jugadores de ambos equipos por la instancia que estaban disputando. Biguá atrapó a Vescovi en los bloqueos directos que tomó, cambió de hombre en cada cortina que le fue necesario, trabajó bien las ayudas del lado contrario, corrió la cancha, cargó la pintura con Sebastián Noceda, lastimó con segundos tiros y puso un 10-2 con el que cerró el primer cuarto cuatro arriba (12-8). Bohemios sufrió la defensa que le aplicaron a Vescovi y se quedó sin gol en el cierre del período.

El visitante mejoró su tarea defensiva, aumentó la intensidad de su primera línea, corrió desde robos de balón, jugó desde rompimientos para Vescovi y, con cinco puntos de su goleador, puso un parcial de 9-0 con el que pasó por cinco a los 3’30” del segundo cuarto. Manuel Saavedra tomó a Vescovi, le aplicó una defensa espejo con muchas ayudas cada vez que recibió y atrapes en los bloqueos, Fabián Refresquines le dio puntos a distancia a su equipo y Biguá colocó un parcial de 9-0 con el que pasó por cuatro. Bohemios abusó del tiro exterior, erró muchos libres y sufrió un buen momento de su rival. Tras un minuto de tiempo, el visitante mejoró sus ofensivas, propuso un juego un tanto más colectivo y más vertical, e intentó reaccionar, pero de la mano de Refresquines y encontrando buenos resultados con su presión en todo el campo, Biguá cerró mejor el primer tiempo y se fue siete arriba al descanso largo (27-20).

Biguá estiró una presión en toda la cancha con atrapes, tuvo buenos minutos tanto de Saavedra como de Rodrigo Fernández, corrió la cancha con efectividad y abrió 12 de renta (40-28) a 5’30” del final del tercer cuarto. Bohemios sufrió la defensa rival, careció de ideas, erró muchos libres y se quedó sin gol. Sin embargo, Vescovi sacó todo su repertorio y el “Albimarrón” volvió a reaccionar. El goleador del pasado Sudamericano U15 colaboró en la defensa de su rebote, cargó el rebote ofensivo, robó pelotas en primera línea, anotó puntos de contraataque, generó con sus rompimientos ante defensa plantada y anotó unidades consecutivas (13 en el período) como para liderar un parcial de 20-5 con el que su equipo pasó por tres de cara al último cuarto. Biguá no pudo contener a Vescovi, se quedó sin contraataques, abusó del tiro exterior y se quedó sin gol.

El nivel del partido volvió a bajar. Las pérdidas, los bajos porcentajes de acierto y las malas decisiones se hicieron frecuentes en ambos equipos. Biguá presionó en todo el campo, tuvo buenos minutos de Saavedra y Fernández y empató el juego en 50 a seis minutos del final del juego. El tercer triple (había puesto dos importantes en el tercer cuarto) de Luca Rodríguez y cinco puntos seguidos de Vescovi le permitieron a Bohemios poner un 8-0 con el que abrió ocho de renta a 3’30” del cierre. El “Pato” mantuvo su presión en todo el campo, tuvo puntos de corrida e intentó reaccionar, pero nunca puso en peligro el triunfo de Bohemios que de la mano de Vescovi puso 1-0 la serie.

Santiago Vescovi anotó 43 puntos, pese a errar cerca de 10 libres, y fue la gran figura del ganador. No llevamos esas estadísticas, pero probablemente haya terminado con doble dígito en rebotes y con una importante cantidad de robos y asistencias.

Deja un comentario