EL PRIMERO EN CASA

Biguá derrotó a Bohemios en juveniles y puso 1-0 la semi final de la Copa de Oro de Serie 1. Tras un primer tiempo parejo, el equipo de Villa Biarritz abrió diferencias en el tercer cuarto y en el último chico aguantó la reacción de su rival como para terminar ganando en cifras de 87-79. El segundo punto de la serie no está fijado aún.

bigua-vs-bohemios-u19

Biguá jugó desde bloqueos directos, cargó la pintura y puso un parcial de 6-2 en el inicio del partido. Bohemios trabajó bien las ayudas del lado contrario, corrió desde la defensa de su rebote, ante un “Pato” que abusó del tiro exterior, encontró puntos en las manos de Joaquín Pankoski y colocó un 6-0 con el que pasó por dos. El local cargó bien el rebote ofensivo, lastimó con situaciones de alto-bajo, tuvo un triple de Joaquín Jones y puso un 7-2 con el que recuperó el liderazgo del tanteador y abrió tres de renta. Un libre de Pankoski hizo que Bohemios cierre el primer chico, entreverado, mal jugado, con mucha intensidad defensiva y bajos porcentajes de acierto pero parejo, a solo dos puntos de su rival.

Dos triples de Ignacio Auyuanet, cuando Bohemios pasó a defender en zona, le permitieron a Biguá abrir seis de renta en los primeros minutos del segundo cuarto. El “Pato” alternó algún minuto de defensa en zona 3-2 con momentos de defensa en hombre, pero el visitante volvió a ponerse en partido. El equipo dirigido por Marcelo Capalbo volvió a defender en hombre, jugó desde rompimientos y descargas, continuó con Pankoski como principal líder ofensivo, tuvo un buen ingreso del cadete Gianfranco Espíndola, contraatacó con efectividad, lastimó con segundos tiros y pasó por tres (33-30) a 1’30” del cierre del primer tiempo. Martín Couñago, de buen primer tiempo, asumió en la ofensiva de su equipo y anotó dos triples con los que el local puso un 6-0 y se fue 36-33 arriba al descanso largo.

Un rápido parcial de 4-0, con Jones como líder ofensivo, le permitió a Biguá abrir siete de renta en el inicio del tercer cuarto. Bohemios presionó en toda la cancha, fue intenso en la primera línea defensiva, jugó desde los rompimientos hacia el aro de Nicolás Bat y puso un 7-1 con el que se puso a uno (41-40) del local. El equipo dirigido por Juan Rovira jugó desde directas para Couñago, lastimó a distancia, cargó el rebote ofensivo, encontró puntos en las manos de Martín Rojas, tuvo los mejores minutos de Mauricio Arregui en el juego y colocó un 27-9 con el que sacó 19 de cara al último descanso del partido. A las virtudes ofensivas, Biguá le sumó un muy buen trabajo en defensa, con mucha intensidad y cambios de hombre en los bloqueos desde los que el rival intentó generar. Bohemios se sintió incómodo ante la defensa rival, no pudo correr la cancha, tuvo bajos porcentajes de acierto en sus tiros largos y se quedó sin gol.

Biguá siguió de largo en el inicio del último cuarto y no demoró en abrir 21 de máxima. Cuando el partido parecía liquidarse, Bohemios tuvo la última reacción. Con tres cadetes en cancha (Espíndola, Franco Villalba e Ignacio Xavier), el equipo “Albimarrón” estiró una presión en toda la cancha con atrapes, corrió desde robos en primera línea, cargó el rebote ofensivo, tuvo a Espíndola como principal vía de gol y puso un 23-7 con el que se colocó a cinco a tres minutos del final. Biguá sufrió la presión, perdió pelotas, tomó malas decisiones y no pudo ante la reacción rival. Martín Rojas anotó cinco puntos consecutivos (un triple incluido) y le permitió a Biguá poner un 5-0, sacar 10 y liquidar el encuentro. Bohemios no pudo continuar con su reacción, perdió dos pelotas consecutivas y vio como el punto se le escapó.

En el ganador se destacaron los 23 puntos convertidos por Martín Couñago y los 17 que anotó Martín Rojas, mientras que en Bohemios el goleador fue Gianfranco Espíndola con 21 unidades (15 en el último cuarto).

Deja un comentario