SE METIÓ EN LA UNO

Al igual que en infantiles, Goes se metió en los cuartos de final de Serie 1 en juveniles. El equipo “Misionero” derrotó a Defensor Sporting en la cancha ubicada en la calle Jaime Zudañes, ganó la serie 2-1 y se metió entre los mejores ocho de la principal serie de nuestro medio. El “Fusionado” perdió en cifras de 82-58 el tercer juego y quedó en los play-off de Serie 2.

goes-vs-defensor-u19

El comienzo del partido favoreció a Defensor Sporting. El equipo local persionó en todo el campo, jugó al ritmo de Nicolás Comas y colocó un parcial de 12-2 en los primeros minutos de juego. Goes mejoró a nivel defensivo y reaccionó. El equipo “Misionero” aumentó su intensidad defensiva, cambió de hombre en los bloqueos desde los que intentó generar el rival, corrió la cancha, fue vertical, lastimó a distancia, cargó bien el rebote ofensivo, lastimó tanto con Joaquín Borrallo de frente al aro como con Santiago Wohlwend a distancia y puso un 18-2 con el que pasó por seis sobre el cierre del primer cuarto. Defensor cerró mejor el primer cuarto. El “Fusionado” pasó a defender en zona 2-3, corrió al ritmo de Lucas Guerra y puso un 4-0 con el que se puso a dos de cara al primer descanso del juego (18-20).

Defensor volvió a defender en hombre, pero trabajó con muchas ayudas del lado contrario cada vez que recibieron juego Borrallo, Wohlwend o Cristian Alcieri, controló a su rival, corrió desde la defensa de su rebote, tuvo buenos minutos de Guerra y puso un 7-2 con el que pasó por tres. Goes presionó en toda la cancha, generó contraataques desde robos en primera línea, jugó desde rompimientos y descargas, anotó puntos a distancia, tuvo buenos minutos de Alcieri y pasó por cinco tras un parcial de 10-2. El “Fusionado” propuso una defensa triángulo dos (con las referencias personales sobre Wohlwend y Alcieri), pero Goes jugó desde rompimientos por calle central, encontró un nuevo triple y se fue siete arriba al descanso largo.

Defensor defendió con mucha intensidad en todo el campo, corrió la cancha, jugó desde rompimientos de Comas o Guerra y, pese a no ser nada del otro mundo en ataque y a tomar varias malas decisiones, puso un 9-3 con el que se puso a uno. Goes pasó a defender cuadrado uno (con referencia personal sobre Comas), controló a su rival, corrió desde la defensa de su rebote, jugó al ritmo de Wohlwend, abrió 10 de máxima y se fue nueve arriba al último descanso.

Goes no demoró en liquidar el encuentro. El equipo “Misionero” defendió en toda la cancha en hombre con cambios en los bloqueos, corrió la cancha, puso un 12-2, sacó 19 de renta y liquidó el triunfo.

Deja un comentario