SUFRIÓ HASTA EL FINAL

Urunday Universitario venció a Hebraica Macabi en cadetes. El equipo “Estudioso” necesitó de un alargue para superar a su rival de turno en cifras de 72-68. El “Macabeo” logró ser competitivo ante uno de los mejores equipos de la categoría, pero no supo cerrar el juego en el cuarto período y en el suplementario fue superado.

hebraica-vs-urunday-u17

El comienzo del partido favoreció a Urunday Universitario. El equipo planteó una intensa defensa en toda la cancha desde el inicio del juego, jugó desde rompimientos y descargas, encontró puntos tanto en las manos de Santiago Machado como en las de Brian Silva y colocó un parcial de 9-2 en el inicio del juego. Jugando desde bloqueos directos y lastimando tanto con descargas cortas tras los rompimientos como con puntos de segunda oportunidad, Hebraica intentó reaccionar, pero el buen trabajo defensivo, el juego de Gastón Martínez de frente al aro y el goleo de Silva le permitieron al local mantenerse arriba en el tanteador e ingresar a los últimos 3’30” del primer chico ganando 17-10. El “Macabeo” corrió desde la defensa de su rebote, escapó de la presión rival y puso un rápido 5-0 con el que se colocó a dos de su rival. Urunday volvió a sacar provecho de la cantidad rebotes ofensivos que tomó, tuvo un triple de Nahuel Galego y cerró el período con un 5-0 que le permitió irse al primer descanso 22-15 arriba.

El inicio del segundo chico fue todo “Estudioso”. El equipo del Prado fue muy intenso en defensa, controló a Pierino Rüsch, trabajó bien las ayudas del lado contrario, fue vertical, cargó el rebote ofensivo, tuvo a Gonzalo Gonzalvo e Ignacio Morena como principales vías de gol y puso un 13-5 con el que sacó la máxima de 15 unidades a cuatro minutos del final del segundo período. Hebraica comenzó a defender en zona 2-3, encontró tres triples consecutivos de Rüsch y colocó un parcial de 13-0 con el que se puso a dos sobre el cierre del primer tiempo. Urunday se quedó sin ideas. El equipo local no supo atacar la zona, forzó mucho sus ofensivas, no tuvo gol exterior y se quedó sin gol. Rüsch se sintió más cómodo en un equipo que corrió la cancha, que jugó desde bloqueos directos para él y que reaccionó. Un triple de atrás de la mitad de la cancha de Luca Silvetti hizo que Urunday se fuera al descanso largo 38-33 arriba.

El tercer chico fue de lo peor del partido. Hebraica mantuvo la defensa en zona y complicó a su rival. Urunday no tuvo ideas para atacar, pero mejoró el balance defensivo, mantuvo la efectiva presión estirada en todo el campo e impidió que su rival le pasara por arriba. Los porcentajes de acierto fueron malos, las pérdidas de balón fueron frecuentes y el score se movió poco durante el período. Dentro del entrevero, Rüsch lastimó desde bloqueos directos, Gastón Devia lastimó cayendo hacia el aro luego de las cortinas y Hebraica, sin ser nada del otro mundo, puso un 13-8 con el que igualó el partido en 46.

Un libre de Brian Gutierrez le permitió a Hebraica pasar por uno en el inicio del cuarto chico. Urunday propuso una defensa cuadrado uno (con la referencia personal sobre Rüsch) y cambió el partido. El “Estudioso” robó pelotas en primera línea, corrió la cancha, encontró puntos a distancia en las manos de Mateo Pérez, puso un parcial de 10-0 y pasó por nueve a 6’30” del final del encuentro. Gutierrez comenzó a asumir en la ofensiva de su equipo y Hebraica volvió a reaccionar. El escolta lastimó con rompimientos por calle central, Rüsch anotó un nuevo triple y Hebraica puso un 9-0 con el que igualó el partido cuando al cuarto chico le quedaba 1’40”. Un doble de Machado le permitió a Urunday pasar por dos, pero dos libres, un robo y una asistencia, para un doble de Gutierrez, de Rüsch llevaron al visitante a pasar por dos de cara a los 21” finales del período. Machado consumió segundos en la siguiente ofensiva de Urunday y Pérez anotó un doble largo que igualó el partido en 60 a 6”del final del período. Hebraica tuvo la última pero la perdió y el partido se fue al alargue.

Hebraica mantuvo la zona, Urunday continuó defendiendo en cuadrado uno y la paridad fue la principal característica de los primeros minutos del suplementario. Cargando el rebote ofensivo, Urunday sacó 4 (69-65) a 1’30” del final. Un triple de Agustín Fontes le permitió a Hebraica ponerse a uno, pero un triple de Gastón Martínez y dos buenas defensas le dieron el triunfo al “Estudioso”.

En el ganador se destacaron los 13 puntos convertidos por Ignacio Morena, mientras que en Hebraica el goleador fue Pierino Rüsch con 21 unidades.

2 comentarios de “SUFRIÓ HASTA EL FINAL

Deja un comentario