NO FUE PARTIDO

Malvín derrotó a Unión Atlética en cadetes con un contundente 104-64. El equipo “Playero” dominó el partido desde el comienzo y no tuvo mayores inconvenientes como para derrotar a su clásico rival. Los “Azulgranas” se vieron abajo en el tanteador por una amplia diferencia rápidamente y casi no tuvieron reacción.

Malvin vs UA

Malvín dominó el partido desde el primer cuarto. El equipo dirigido por Horacio Martínez defendió en todo el campo desde el primer minuto, fue muy intenso en materia defensiva, trabajó bien las ayudas de sus jugadores interiores ante los rompimientos de los perimetrales rivales, corrió la cancha, fue vertical, lastimó con rompimientos y descargas cortas, generó juego desde bloqueos directos y colocó un parcial de 31-14 en los primeros 10 minutos. Unión no tuvo reacción en ese primer chico. El visitante sufrió la defensa rival, forzó demasiado sus ofensivas, abusó del tiro exterior y no tuvo gol.

Corriendo la cancha al ritmo del tridente conformado por Lucas Capalbo, Nicolás Pereira y Leandro García, Malvín colocó un rápido parcial de 8-0 en el inicio del segundo cuarto y sacó 25 de renta. Seis puntos consecutivos de Facundo Cuppulo le permitieron al “Azulgrana” colocar un rápido 6-2 y acortar diferencias, pero Malvín no demoró en alejarse en el tanteador. El equipo “Playero” volvió a correr desde la defensa de su rebote, anotó a distancia, encontró dos triples en las manos de Felipe García, y colocó un parcial de 11-4 con el que sacó la máxima de 28 unidades. Unión sacó réditos de su defensa en todo el campo, corrió desde robos en primera línea y cerró el primer tiempo con un parcial de 8-3 que le permitió irse al descanso largo solo a 23 de su rival.

En el inicio del segundo tiempo se vio lo mejor de Unión Atlética. El equipo “Azulgrana” defendió duro en media cancha, trabajó bien las ayudas del lado contrario, defendió su rebote, corrió desde este y colocó un parcial de 15-7 con el que se puso a solo 15 de su rival. El equipo dirigido por Martín Sedes se alimentó de las corridas de cancha, pero, cuando tuvo que atacar ante defensa plantada, generó desde bloqueos directos. Malvín no pudo correr la cancha ante la efectividad ofensiva de su rival, tuvo bajos porcentajes de acierto en sus tiros largos, forzó demasiado su juego ofensivo y se quedó sin gol. Igualmente, el cierre del cuarto fue para el local. El “Playero” comenzó a descargar luego de sus rompimientos en primera línea, cosa que no había hecho en los primeros minutos del período, lastimó tanto con descargas cortas como con tiros largos y puso un parcial de 11-3 con el que cerró el cuarto 23 arriba y liquidó el partido.

El último cuarto solo estuvo para que Malvín ampliara diferencias que llegaron a ser de 42 puntos y que terminaron siendo de 40.

 

Deja un comentario