SE ENDEREZÓ AL FINAL

Trouville derrotó a Aguada en cadetes. El equipo “Rojo” de Pocitos estuvo abajo en el tanteador durante el primer cuarto pero revirtió el juego en el segundo, sacó diferencias en el tercero y, más allá de algunos momentos de reacción de su rival, confirmó el triunfo en cifras de 78-65 en el último chico.

Aguada vs Trouville U19

El comienzo del partido fue parejo. Trouville propuso un juego ofensivo con cuatro abiertos y un interior pero forzó mucho sus ataques, abusó del tiro exterior, perdió muchas pelotas y no se logró imponer en el comienzo del encuentro. Aguada presionó desde el comienzo del juego, jugó desde rompimientos y descargas pero sufrió el trabajo de ayudas del lado contrario de su rival y tampoco se alejó en el tanteador. Así pasaron los primeros cinco minutos del juego que terminaron con el score igualado en seis. De a poco el “Aguatero” comenzó a alejarse en el tanteador. El visitante corrió desde la defensa de su rebote, generó desde bloqueos directos, jugó al ritmo de Ignacio Castro y colocó un parcial de 8-2 con el que sacó seis de renta a tres minutos del final del primer período. El buen ingreso del infantil Guillermo Curbelo le dio gol a un Trouville que puso un 6-2 y se colocó a solo dos de su rival. Un libre de Juan Ortíz hizo que Aguada cierre el primer cuarto tres arriba (17-14).

La desprolijidad, las pérdidas, el juego forzado y los bajos porcentajes de acierto fueron frecuentes en el inicio del segundo cuarto. El score se movió poco y los equipos veían como cada vez quedaba menos para el final del primer tiempo. Trouville estiró una presión en toda la cancha con atrapes, corrió, sacó faltas, volvió a tener a Curbelo como principal vía de gol y revirtió el juego. El equipo “Rojo” aprovechó lo desprolijo del juego y, sin ser nada del otro mundo, puso un 13-5 con el que pasó por cinco (27-22) a 2’30” del final del primer tiempo. Aguada no se sintió cómodo en ese momento del juego, erró mucho, perdió muchas pelotas, no pudo correr y vio como su rival revirtió el partido. Igualmente, el “Aguatero” cerró mejor el primer tiempo. El equipo visitante comenzó a capitalizar la importante cantidad de rebotes ofensivos que tomó en los primeros 20 minutos del encuentro, lastimó con segundos tiros y logró irse al descanso largo solo 29-32 abajo.

Trouville mantuvo la presión, corrió desde robos en primera línea, anotó puntos de contraataque y abrió seis de renta a los tres minutos del tercer cuarto. Aguada volvió a reaccionar. El visitante corrió desde la defensa de su rebote, encontró un triple en las manos de Leonardo Margosian y colocó un 7-2 con el que se puso a solo uno de su rival. Dos triples consecutivos le permitieron al “Rojo”, que lastimó con un juego muy vertical  y efectivas descargas, poner un 8-2 y abrir siete de renta a 3’30” del final del tercer cuarto. Margosian volvió a lastimar con sus rompimientos, Mateo Moraes se transformó en una de las principales vías de generación de juego de Aguada, Agustín Ramírez anotó dos triples y el visitante puso un parcial de 11-4 con el que igualó el partido en 50. Un doble con falta incluida convertido por Mauro Carrasco, que luego anotó el libre, le permitió al local cerrar el tercer cuarto 53-50 arriba.

Tras unos minutos parejos, en los que Aguada se mantuvo en partido gracias a lo hecho por Castro, Trouville comenzó a abrir diferencias. El equipo de Pocitos volvió a complicar a su rival con la presión con atrapes, corrió la cancha, encontró puntos en las manos de un Curbelo que fue el gran líder de su equipo durante todo el encuentro y que cambió el juego desde su ingreso, tuvo buenos minutos de Nicolás Calone, sacó nueve a cuatro minutos del final y liquidó el juego.

En el ganador se destacaron los 24 puntos convertidos por el infantil Guillermo Curbelo mientras que en Aguada el goleador fue Ignacio Castro con 15 unidades.

Deja un comentario