LE COSTÓ CERRARLO

Urunday Universitario derrotó a Aguada por el Grupo tres de la Copa de Plata del Torneo Nacional Sub 23. El equipo “Estudioso” ganó en cifras de 89-81 un partido que dominó desde el comienzo pero que demoró en cerrar. Los locales llegaron a ganar por 18, sacaron 12 en el inicio del último chico pero recién lo liquidaron a 1’30”del cierre.

Aguada vs Urunday

El partido comenzó mejor para el local. Urunday fue intenso en la primera línea defensiva, trabajó bien las ayudas del lado contrario, propuso un juego de rompimientos y descargas en ataque, lastimó con la salida de indirectas de sus perimetrales, corrió la cancha y puso un parcial de 13-6 en los primeros cuatro minutos de juego. Alternando momentos de defensa en zona 2-3 con momentos de defensa en hombre, Aguada reaccionó. El “Aguatero” generó juego desde bloqueos directos, corrió la cancha, jugó al ritmo de Luca Magnone y puso un parcial de 9-1 con el que pasó por uno sobre el cierre del primer período. Urunday comenzó a atrapar en los bloqueos directos del rival y cerró mejor el cuarto. El “Estudioso” volvió a correr la cancha, lastimó a la zona rival con situaciones de alto-bajo y puso un 4-0 con el que se fue al primer descanso tres arriba (18-15).

Urunday dominó el comienzo el segundo cuarto. El “Estudioso” mantuvo su buen trabajo defensivo, corrió bien la cancha, lastimó desde rompimientos y descargas, tuvo buenos minutos tanto de Mateo Suárez como de Agustín Martínez, tuvo un buen ingreso de Federico González y concretó un parcial de 25-10 con el que sacó la máxima de 18 sobre el cierre del período. Aguada careció de ideas, forzó demasiado sus ofensivas, no pudo correr la cancha y dependió, en demasía, de los tiros largos para convertir. En el cierre del cuarto, Aguada encontró corridas consecutivas y logró irse al descanso largo a solo 15 de su rival (43-28).

En el comienzo del tercer cuarto, Urunday recuperó 17 de renta. Rápidamente, Aguada reaccionó. El “Aguatero” comenzó a contraatacar tanto desde robos en primera línea como desde la defensa de su rebote, jugó al ritmo de Magnone y puso un parcial de 9-0 con el que se colocó solo a ocho de su rival. El local sufrió la rotación de plantel realizada por su entrenador, comenzó a abusar del lanzamiento exterior y se quedó sin gol. Con el reingreso de Juan Manuel Ruíz, Urunday recuperó la verticalidad, fue más agresivo en ofensiva y puso un rápido parcial de 7-0 con el que recuperó 15 a tres minutos del cierre del período. Aguada volvió a defender en zona 2-3, lastimó desde bloqueos directos para Magnone, corrió la cancha, encontró gol a distancia tanto en las manos de Esteban Sanabria como en las de Nahuel Santos y reaccionó. El equipo dirigido por Javier Espíndola comenzó a acercarse en el tanteador y, tras un triple de Santos, se puso a cuatro (57-53) sobre el cierre del período. Urunday cargó bien el rebote ofensivo, sacó faltas, anotó libres y puso un 4-0 con el que abrió ocho de renta (61-52) al cierre del período.

Urunday continuó lastimando con segundos tiros, anotó puntos a distancia ante la zona que volvió a plantear su rival y sacó 12 a seis minutos del cierre. Cuando el partido pareció liquidarse, Aguada tuvo la última reacción. El equipo visitante fue intenso en defensa, presionó en toda el campo, explotó los bajos porcentajes de acierto del rival para correr la cancha, tuvo buenos minutos tanto de Luca Magnone como del cadete Ignacio Castro y puso un parcial de 15-6 con el que se puso a tres a solo tres minutos del final. El “Aguatero” cerró mal el juego y no pudo terminar de darlo vuelta. Los dirigidos por Espíndola perdieron tres pelotas consecutivas y vieron como su rival volvió a alejarse en el tanteador. El “Estudioso” sacó faltas, puso siete de los ocho libres consecutivos que tuvo y colocó un parcial de 7-0 con el que sacó 10 a 1’30” del final y liquidó el encuentro.

En el ganador se destacaron los 15 puntos convertidos por Mateo Suárez mientras que en Aguada el goleador fue Luca Magnone con 22 unidades.

Un comentario de “LE COSTÓ CERRARLO

Deja un comentario