CONOCIENDO A: TADEO GIRBAU

Perteneciente a la generación 96, el interno es uno de los integrantes de la selección U23 que comenzó a trabajar ayer por la mañana en Trouville bajo las órdenes de Marcelo Signorelli. Tadeo, oriundo de San Jacinto, es un chico que comenzó a jugar un poco tarde pero que ha demostrado un gran crecimiento y que se presenta como un proyecto de nuestro país.

Tadeo Girbau

Foto: Ardilla Zurdita

Tadeo Girbau es un interno que ha hecho prácticamente toda su carrera basquetbolística en Hebraica Macabi. Comenzó a jugar en el club Vida Nueva de su San Jacinto natal y, al poco tiempo, llegó al “Macabeo” para integrar el plantel de infantiles. Desde ese momento hasta ahora ha demostrado un gran crecimiento y hoy se presenta como un interno muy bueno en defensa, muy fuerte y que utiliza muy bien sus largos brazos para anticipar, rebotear, intimidar y tapar. Tanto en la defensa de los bloqueos directos como a la hora de ayudar ante los rompimientos de los perimetrales rivales, Girbau es muy bueno y aporta a su equipo. Aún debe mejorar su juego ofensivo, debe mejorar su tiro de tres puntos, su juego de piernas y terminar de convertirse, por lo menos, en un cuatro.

Él mismo se definió como un jugador: “muy intenso y con muchas ganas. Tengo un buen tiro corto y siempre peleo por los rebotes”. Mientras que su entrenador, Leonardo Zylbersztein, dijo que: “es un pivot con mucho temperamento y que puede defender a cualquier interno del medio”. Además, Leo se refirió a algunas características de su juego: “es muy intenso en la defensa de las cortinas, es un buen cortinador y en ataque, cerca del aro, le aporta al equipo”.

Tadeo es un jugador que recién comenzó a jugar cuando era infantil pero que: “a partir de su esfuerzo, ha logrado muchas cosas”, según declaró Zylbersztein. Pese a no poseer un gran talento natural, Girbau siempre se esforzó mucho por mejorar y ha demostrado un crecimiento muy importante en este último tiempo. “Siempre he jugado contra jugadores más talentosos que yo, entonces, para destacarme en algo, tuve que poner muchas ganas, mucha garra”, expresó el interno que también se refirió a sus virtudes dentro de la cancha: “la defensa, siempre muy agresiva, es una de mis mayores virtudes. Además, siempre voy a los rebotes y tengo un buen tiro corto”.

Pensando en el futuro, Zylbersztein sabe que para jugar a otro nivel: “va a tener que ser un cuatro que pueda jugar interior pero que también pueda abrirse y lastimar”. Él también es consciente de esta situación y declaró que buscará ir cambiando su juego: “ahora soy un interno pero sé que, a medida que vaya creciendo, voy a tener que abrirme un poco más y mejorar mi juego de frente al aro”.

Un comentario de “CONOCIENDO A: TADEO GIRBAU

Deja un comentario