“Vamos a iniciar un camino que es diferente”

El Presidente de la Federación Uruguaya de Basketball, Luís Alberto Castillo, dialogó con yojuego. El popular “Ney” se refirió a la firma del convenio con la Secretaría Nacional de Deportes (SND) pero también dialogó sobre los trabajos de selecciones formativas y los cambios que se darán a partir de este año.

Hey votalo a Ney

Foto: Jimena Montgomery

¿Qué le genera haber firmado este convenio con la SND?

Creo que es una cuestión histórica tanto para la Federación como para la Secretaría Nacional de Deportes. Que el Gobierno colabore con el desarrollo del deporte de esta forma es algo histórico. Esta es una solución a un problema enorme porque está claro que, desde que desapareció el cilindro, el básquetbol, en lo que a trabajos de selección refiere, se ha transformado en un deporte gitano. No teníamos una sede donde entrenar y hacer los desarrollos correspondientes.

El tener un lugar donde las selecciones entrenen es algo que la Federación ha buscado hace tiempo, ¿le genera tranquilidad el haberlo cumplido antes de irse?

Si, obviamente me da tranquilidad. La Federación funciona bien pero el deporte necesita ayornarse en forma constante. Desde que se cayó el Cilindro nosotros habíamos apuntado a una arena que tuviera, además, un área para el desarrollo del básquetbol, pero, lamentablemente, el desarrollo del complejo de ANTEL truncó el desarrollo nuestro. Igualmente, esto nos satisface y nos pone en el camino para que la Federación tenga un lugar para trabajar con todas las selecciones en forma adecuada.

Esto llega junto con el nombramiento de un nuevo entrenador, que tenemos la aspiración de que sea de tiempo completo y que no solo trabaje con la selección mayor sino que también lo haga con selecciones formativas.

¿Cómo analiza este apoyo de la Secretaría? Cómo ve la relación entre el Gobierno y la FUBB?

Es una contribución histórica para nosotros. Es conocido en el mundo que en Uruguay las Federaciones no reciben apoyos estatales. Nosotros nunca hemos sido demasiado críticos con esa situación porque creemos que es cierto que hay otras prioridades. Esto es innovativo porque es el aprovechamiento de espacios que estaban ociosos, recuperarlos para el deporte serio y el desarrollo.

El hecho de que la Secretaría haya elegido el básquetbol como uno de los deportes para desarrollar nos da tranquilidad y nos da también el espaldarazo para que los compañeros que sigan lo hagan con la fuerza que merece el asunto.

Hace una semanas la Confederación Argentina de Básquetbol firmó un acuerdo con la Secretaría de Deportes de la Nación, de su país, mediante el que recibirá un importante apoyo económico y logístico, ¿se puede aspirar a eso en nuestro país?

Nosotros nunca fuimos una Federación llorona. Siempre pensamos, en todas las cosas, que lo primero es hacer nosotros. Si viene apoyo, como en este caso, va a ser un apoyo cooperativo porque nosotros vamos a poner nuestra parte. Creo que siempre es bueno mostrar que uno tiene aspiraciones propias. Un deporte como el básquetbol, que es acá, después del fútbol, lo que respira la gente, debería tener infraestructuras propias por la suya, no necesariamente por apoyos estatales. Nunca fuimos de mendigar nada, creo que esto viene porque la Federación lo merece.

¿Cuál es la actualidad de las selecciones formativas?

Nosotros esperamos, a partir del nombramiento de Marcelo (Signorelli), generar estructuras que no sean inconexas entre selección mayor y selecciones formativas. Marcelo está trabajando, conjuntamente con nosotros, en el nombramiento de los integrantes de una estructura, desde la cabeza, que va a ser él, hasta la selección U15. La idea es que todo sea una estructura que dependa del entrenador de la selección mayor.

Pasaron dos años de Luís Pierri como entrenador de las selecciones formativas, ¿qué análisis hace de esas dos temporadas?

Fue una experiencia difícil para Luís. A veces los procesos a corto plazo no son los mejores para evaluar el trabajo. En formativas se precisan, por lo menos, períodos olímpicos para poder evaluar realmente. Pero bueno, él sabía cómo iba a ser la situación porque el Gobierno termina ahora y se iba a nombrar un técnico nuevo con la intención de que sea a tiempo completo y que se encargara de toda la estructura de las selecciones. Ahora vamos a iniciar un camino que es diferente.

Nosotros hemos hechos grandes esfuerzos para competir y es difícil hacerle entender esto a la gente que sigue aferrada a que Uruguay tiene que salir primero o segundo. Hoy todas las federaciones tienen enorme apoyo, económico y de estructura, para hacer un desarrollo del básquetbol. Lo que Uruguay hace para mantenerse competitivo, acabamos de ganarle al campeón del Pre-olímpico en su casa, perdimos con Argentina por tres o cuatro puntos, no se valora como se debería y demuestra que nuestros deportistas son buenos pese a que no tenemos la infraestructura como para poderles dar ese apoyo que en otros países se tiene.

¿Le preocupan los resultados obtenidos por las selecciones formativas en los últimos dos años?

No hay nada que no me preocupe, hasta cuando me va bien me preocupo para que me siga yendo bien. Estamos preocupados sobre todo por el hecho de que lo que Luís Pierri dirige es la realidad del básquetbol nacional y es preocupante que en los clubes no haya un trabajo de fondo que le de a los entrenadores de selección la materia prima como para seguir siendo competitivos.

En este sentido hemos hablado con Signorelli que es necesaria la participación de la cabeza del básquetbol en los clubes y desde abajo hacia arriba. La idea es tratar de impulsar la calidad de nuestros chicos.

Ha sido uno de los grandes impulsores del régimen de trabajo de las selecciones formativas que se ha llevado en los últimos años, ¿qué le genera que aún no se haya designado el entrenador y que se hable de la posibilidad de cambiar la forma de trabajar?

Si nosotros tenemos un diferencial con el resto no es por la infraestructura que tenemos sino por la calidad y la constancia de nuestro trabajo. Estamos reuniéndonos muy frecuentemente con Marcelo, que es quién va a designar toda la estructura de formativas, y yo calculo que en una o dos semanas ya tendremos todos los nombres. La próxima actividad de formativas será en octubre o noviembre por lo que estamos perfectamente en tiempo como para acolchonarnos bien y largar con el nuevo proceso.

Deja un comentario