TODAS LAS VOCES

En las últimas semanas realizamos un informe sobre reclutamiento de jugadores en formativas. A continuación pasaremos a repasar lo mejor del mismo con las frases más importantes de los protagonistas y los diferentes datos que hemos facilitado a nuestros lectores en diferentes artículos.

Bigua

Joaquín Pascual es un jugador perteneciente a la generación 2000 que hace dos años quiso pasar de Capitol a Biguá pero que, ante la negativa de la directiva del equipo del Prado a darle el pase, debió estar dos años sin jugar oficialmente para efectuar el pase. El chico, que volvió a la actividad esta temporada, dialogó con nosotros luego de pedir pase para el “Pato”: “estoy muy feliz por esto. Mi intención desde que salí de Capitol fue jugar en Biguá”. El jugador sintió esos dos años sin jugar: “dos años sin básquetbol, que hoy en día es gran parte de mi vida, es algo difícil”. Para explicar el por qué de su cambio, Pascual declaró: “cuando era pre-infantil tuve la posibilidad de participar de unos trabajos de selección y ahí descubrí un nivel que no estaba acostumbrado a ver. Yo estaba acostumbrado a otra cosa pero lo que vi me gustó y quise empezar a probarme en ese nivel todos los días. En ese momento vi que había mucha gente de Biguá, como Nico Androeli, Guille Vogel, entre otros, que eran de mi categoría pero estaban a otro nivel y entonces en el 2014 quise irme para Biguá”. Pese a no jugar durante dos años, el jugador quedó conforme con el cambio: “estoy convencido de que la decisión fue la correcta. Desde el momento que en Biguá me dijeron que me aceptaban yo estaba seguro que iba a mejorar más con las prácticas a ese nivel, pese a no jugar, que con los partidos que pudiera tener con Capitol. Siento que como jugador crecí mucho en este tiempo”.

El reglamento obliga a los jugadores a ficharse desde los 13 años para poder jugar oficialmente y les impide pedir pase hasta los 25 años sin el consentimiento del club por el que están fichados, a no ser que pasen dos años sin jugar.

Juan Pablo Serdio fue uno de los entrenadores que participó del informe. El coordinador de formativas de Malvín fue duro con el reglamento y con la forma en que se define el mismo: es una aberración. Pero eso pasa porque muchas veces cuando los clubes van a la Federación van por el interés del club y no hay nadie que se preocupe por mejorar el nivel del básquetbol, ni desde los clubes ni desde la Federación que está compuesta por los mismos clubes”. Y agregó: “el tema acá es ¿Quién se preocupa por que mejore el jugador? Nadie”. Como posible solución, Serdio fue uno de los que propuso el canon por derechos de formación: “un canon por derechos de formación que paguen los clubes, o quien quiera llevarse al chiquilín, a la hora de hacer el pase. Establecer un canon por categorías o por cantidad de años en el club me parece una idea acertada”.

Diego Cal, entrenador de Capitol, también marcó su opinión sobre el reclutamiento en los micrófonos de “Formativas del Básquetbol”: “Siempre que sea con honestidad y que se cuide que todas las partes sean beneficiadas, estoy de acuerdo con el reclutamiento. Lo que hay que ver es que pasa con el club que lo empezó a entrenar y que le ha dado ciertas cosas que hicieron que otro club se interese por él”. El joven entrenador no habló sobre una solución en concreto pero si marcó la necesidad de que se regule la situación: “Hay que regular la situación para que se haga todo de manera correcta y no haya ninguna cosa rara”.

El informe no solo se basó en la búsqueda de palabras sino que también fue compuesto por datos como, por ejemplo, lo que ocurre en otros deportes colectivos de nuestro país. La situación del fútbol es similar a la del básquetbol (solo que el jugador para quedar libre debe estar un año sin jugar) pero tanto en Handball como en Fútbol de Salón nos encontramos con que los jugadores cuentan con la libertad de pedir pase para el equipo que deseen en cada período de pases.

Luego de habla con un protagonista como Joaquín Pascual y con dos entrenadores de diferentes realidades, llegó el momento de escuchar a los dirigentes. En ese sentido, hablaron Gonzalo Trelles (Bohemios) y Carlos Delgado (Marne). Ambos coincidieron en que había que modificar el actual reglamento. El representante del “Albimarrón” afirmó: esto es un disparate y sobre todo por la edad en la que se ficha a los chiquilines. Los fichajes son a partir de los 12 años y creo que no podés condicionar a un jugador desde esa edad. Si el chiquilín no quiere estar, porque se mudó, porque no está cómodo o por lo que sea, hay que dejarlo ir, por más que sea bueno”. Mientras que el del “Tifón” dijo: “es bastante sanguinario. El que vos por el simple hecho de no darle el pase lo dejes sin jugar por dos años en lo que es categorías formativas no me parece bien”. En lo que difirieron los dirigentes fue en la posible solución. Trelles expresó: “yo estoy a favor de que a fin de año sean libres y que el que se quiera ir que se vaya”. Al tiempo que Delgado declaró: “en el caso Marne lo que intentamos hacer es que el pase de un jugador a otro club le deje algo al club que pueda ser usado en el resto de los jugadores que queden en las formativas”.

La palabra de Joaquín Pascual comenzó el debate y puso el tema arriba de la mesa. Continuando con el informe fuimos a buscar declaraciones de otro jugador que fue reclutado por un equipo de mayor poderío del que estaba anteriormente y es Leandro García Morandi que pasó de Marne a Malvín. El escolta de la generación 99 expresó la alegría que le generó que lo llamaran desde Malvín: “lo recibí con mucha alegría. Era el interés de un club que es grande y que apuesta mucho a las formativas”. El llegar al equipo de la “Playa” le dio otras oportunidades a un Leandro que cambió su mentalidad: “desde que se dio esta oportunidad de llegar a Malvín viví todo con mucha alegría y ya más con la cabeza puesta en llegar a ser un jugador profesional”. El cambio de equipo aumentó su confianza en llegar a ser profesional: “veía que podía tener más futuro en Malvín que en Marne”. Por último, García Morandi no descartó la posibilidad de regresar a jugar en Marne: “capaz que puedo jugar algún Metropolitano por Marne o en algún momento puedo llegar a jugar en el club”.

No solo lo que ocurre en otros deportes es interesante repasar sino que también vale la pena ver que ocurre en otros países que deberían ser un ejemplo para nosotros. En Argentina el reglamento es similar al de nuestro país con la diferencia de que está regulado el arancel por derechos de formación y, prácticamente, no se niegan pases, siempre que el club que recluta cumpla con el reglamento. En España los jugadores son libres al final de cada temporada y también existe un arancel por derechos de formación que está definido en el reglamento.

El informe continuó su recorrido por los diferentes estamentos que hacen a nuestro deporte naranja y llegó a un representante. Jesús Rostan también mostró su desacuerdo con el actual reglamento: “yo coincido con el formato que tiene FIBA que dice que los jugadores que a los 18 años no tienen contrato son libres. Creo que ese es el punto, nosotros no podemos ir en contra de lo que todo el mundo hace”. Y agregó que: “sería bueno elaborar una tabla de devolución de derechos de formación de acuerdo a la cantidad de años que el chico estuvo en el club del que se quiere ir”.

Por último llegó la palabra de un representante de la Federación Uruguaya de Basketball. Daniel Morales, Presidente del Consejo de Neutrales de Formativas, dio su opinión: “no es bueno que estemos hablando de tráfico de personas, porque en definitiva es un tráfico. Hay clubes que se llevan jugadores del interior, de equipos de la capital y eso es algo que hace tiempo está pasando en nuestro medio. Creo que los clubes deben juntarse y definir que es lo que quieren para el trabajo en formativas”. Y se mostró a favor de la posibilidad de regular los derechos de formación: “ya existe el arancel por derechos de formación. Es algo que ya se usa, se deben poner de acuerdo los dos clubes pero ya existe y se usa en nuestro medio. Quizás haya que reglamentarlo para regularlo pero ya existe, ya se pagan entre los clubes por las transferencias”.

Entrevista a Joaquín Pascual (jugador que pasó dos años sin jugar para poder pedir pase de Capitol a Biguá): https://yojuego.com.uy/2016/02/22/estoy-convencido-de-que-la-decision-fue-la-correcta/

Reglamento sobre fichajes y transferencias de jugadores jóvenes: https://yojuego.com.uy/2016/02/23/el-actual-reglamento/

Entrevista a Juan Pablo Serdio (coordinador de formativas de Malvín): https://yojuego.com.uy/2016/03/12/quien-se-preocupa-por-que-mejore-el-jugador/

Entrevista a Diego Cal (entrenador de formativas de Capitol): https://yojuego.com.uy/2016/03/11/hay-que-regular-la-situacion/

Artículo sobre lo que ocurre en otros deportes federados de nuestro país: https://yojuego.com.uy/2016/02/27/que-pasa-en-otros-deportes/

Entrevista a Gonzalo Trelles (integrante de la comisión de formativas de Bohemios): https://yojuego.com.uy/2016/03/16/los-jugadores-no-pueden-ser-prisioneros-de-los-clubes/

Entrevista a Carlos Delgado (integrante de la comisión de formativas de Marne): https://yojuego.com.uy/2016/03/16/es-bastante-sanguinario/

Entrevista a Leandro García Morandi (jugador que pasó de Marne a Malvín): https://yojuego.com.uy/2016/03/23/veia-que-podia-tener-mas-futuro-en-malvin-que-en-marne/

Artículo sobre lo que ocurre en otros países: https://yojuego.com.uy/2016/03/20/para-tener-en-cuenta/

Entrevista a Jesús Rostan (agente FIBA): https://yojuego.com.uy/2016/03/28/no-podemos-ir-en-contra-de-lo-que-todo-el-mundo-hace/

Entrevista a Daniel Morales (Presidente del Consejo Único de Divisiones Formativas): https://yojuego.com.uy/2016/03/28/los-clubes-estan-votando-lo-que-les-sirve-a-ellos/

Deja un comentario