“Te cambia la cabeza, ves el básquetbol de otra manera”

Máximo Gutiérrez es uno de los jugadores que el año pasado viajó al campus de Michael Jordan. El joven que actualmente es jugador de Náutico dialogó con yojuego sobre lo que fue esa experiencia que vivió en julio del 2015 y que se repetirá para todos los interesados a mediados de este 2016.

MAximo Gutierrez 2

Consultado sobre la experiencia en sí, Gutiérrez declaró: “Desde el momento en que llegamos hasta el momento en que no fuimos fue todo disfrutar. Para nosotros, los que íbamos de Uruguay, fue toda una experiencia para conocer muchas cosas nuevas. Tuvimos toda una semana para competir con eso y para aprender de eso porque son cosas que nos quedaron. Cuando volvimos se notaron cambios en la manera de leer el juego, entre otras cosas”. Entre las cosas que impresionaron al jugador de Náutico aparece el conocimiento de los entrenadores que llevaron adelante el campus: “El conocimiento que tenían los entrenadores de Estados Unidos fue chocante desde el principio. Era como que ellos leían muy bien las situaciones. Nosotros fuimos divididos en equipos para después jugar partidos y los entrenadores tenían el nivel como para dirigir en una Liga real”.

Más allá del desempeño de los entrenadores, el compartir experiencia con jugadores de todo el mundo y de niveles de juego diferentes es algo muy lindo de vivir: “Poder compartir con jugadores de todo el mundo fue impagable. Tuve la oportunidad de compartir equipo con norteamericanos, latinoamericanos, europeos, entre otros, y eso fue muy bueno porque pudimos ver cómo juegan al básquet ellos, cómo leen el juego y eso. Ver esos diferentes estilos te va formando”. Pese a haber jugadores de todos los niveles, el uruguayo se sintió cómodo con su tarea dentro de la cancha: “Cuando llegue y vi los físicos y los niveles pensé que no iba a tener mucha chance pero después cuando me fui adaptando y comencé a agarrar confianza con mis compañeros pude jugar mejor e incluso pude destacarme en lo que fue básquetbol. Obviamente había gente que era mejor que yo pero igualmente me sentí bien”.

El campus no solo fue una linda experiencia sino que, además, significó un cambio para Máximo: “Más que nada cambias la mentalidad, la mentalidad de que se puede seguir creciendo. Después de que ves el nivel que se ve en el campus queres entrenar más para llegar a ese nivel. Te cambia la cabeza, ves el básquetbol de otra manera”.

Más allá de todo lo basquetbolístico, este campus le brinda la posibilidad a los chicos de conocer al mejor jugador de todos los tiempos, Michael Jordan: “Eso fue impresionante. Desde el momento que llegas y lo ves tirando en la misma cancha en la que vas a jugar vos hasta el momento de la sesión de autógrafos y eso es increíble. Yo tuve la oportunidad de darle la mano y fue algo que nunca pensé que me iba a pasar, fue increíble”.

Por más información sobre el campus y la posibilidad de inscribirse lea: https://yojuego.com.uy/2016/03/17/todavia-hay-lugar/

 

Deja un comentario