SIN GRANDES INCONVENIENTES

Hebraica Macabi derrotó a Náutico en cadetes. El equipo «Macabeo» comenzó a abrir diferencias en el cierre del primer cuarto y luego solo se dedicó a administrarlas como para terminar ganando en cifras de 87-58. Los dirigidos por Leonardo Zylbersztein tuvieron buenos porcentajes de acierto y ganaron con cierta tranquilidad.

Hebraica vs Nautico

El comienzo del partido fue parejo. Náutico planteó una presión zonal 1-2-2 que luego de ser superada por su rival se transformaba en una defensa al hombre, corrió desde robos en primera línea, fue vertical, jugó desde bloqueos directos, tuvo buenos minutos de Juan Echeverría en la generación del juego, encontró puntos tanto en Mateo Bertolotti como en Joaquín Gelabert y se mantuvo en juego durante los primeros minutos del encuentro. Hebraica Macabi defendió al hombre en media cancha pero con mucha intensidad en la primera línea, escapó bien de la presión rival, jugó desde bloqueos directos para Pierino Rüsch, anotó tres triples y abrió siete de renta (17-10) a los cinco minutos de partido. Los de Punta Gorda dejaron de presionar y contuvieron mejor a su rival en materia defensiva pero se fueron quedando sin gol y sufrieron lo hecho por un «Macabeo» que cargó bien el rebote ofensivo, que continuó anotando triples, que lastimó con el juego de Gastón Devia de frente al aro y que cerró el primer chico 10 arriba (27-17) tras un triple de Rüsch.

Alternando momentos de defensa en zona 1-3-1 con momentos de defensa en hombre, corriendo desde la defensa de su rebote y encontrando puntos en las manos de Brian Gutierrez, Hebraica abrió mejor el segundo cuarto y puso un rápido parcial de 9-1 con el que sacó 18 de renta. Gutierrez lastimó a distancia y fue la principal vía de gol de un equipo que comenzó a cerrar el encuentro en este período. Náutico abusó del tiro exterior pese a no tener los mejores porcentajes de acierto, forzó demasiado su juego ofensivo, no pudo correr ante la efectividad ofensiva de su rival y se quedó sin gol. Pierino Rüsch lideró a un Hebraica que continuó estirando diferencias, llegó a sacar 24 de máxima y se fue 22 arriba al descanso largo. El base de la generación 99 no solo anotó sino que, además, generó juego para sus compañeros, lideró los ritmos del encuentro y fue clave para que su equipo cerrara el partido.

El segundo tiempo solo estuvo para que Hebraica continuara ampliando la diferencia que llegó a ser de 31 y que terminó siendo de 29.

En el ganador se destacaron los 20 puntos de Pierino Rüsch (6 triples) mientras que en Náutico el goleador fue Joaquín Gelabert con 14 unidades.

Deja un comentario